Tani Adewumi, en una foto de archivo Foto © Wikipedia

Un niño nigeriano de 9 años aspira a ser el más joven Gran Maestro del ajedrez mundial

Tanitoluwa Adewumi fue noticia mundial en marzo de 2019, después de ganar el campeonato de ajedrez del estado de Nueva York en su grupo de edad.

"Tani", de nueve años, vivía entonces en un refugio para personas sin hogar en Manhattan, Nueva York. Y era un refugiado.

La familia de Tani huyó del norte de Nigeria y pidió asilo en Estados Unidos en 2017, después de ser amenazada por el grupo yihadista Boko Haram. Para cuando Tani se llevó a casa el trofeo del campeonato estatal, llevaba sólo un año jugando al ajedrez. Su inspiradora historia es el tema de tres libros (el primero fue publicado el 14 de abril) y una película.

Pero la historia no termina ahí. Tani está mejorando. Los jugadores de ajedrez están clasificados por la Federación de Ajedrez de los Estados Unidos y la Federación Mundial de Ajedrez utilizando el sistema de puntos ELO (por Arpad Elo, un profesor de física húngaro-estadounidense y entusiasta del ajedrez). El ELO de un jugador se basa en el rendimiento de un jugador en los partidos y en el nivel de habilidad de sus oponentes, de acuerdo con una fórmula matemática. Un ajedrecista principiante suele tener un ELO de 800, un jugador promedio 1 500 y un profesional 2 200. Los Grandes Maestros son quienes tienen más de 2500. Después de su victoria hace un año, Tani fue calificado con un ELO de 1587.

Hoy tiene una calificación de 2059, es el tercero entre los jugadores de su edad y va camino de ser el número uno. En el último año, su calificación aumentó dos veces más rápido que la de los dos compañeros que están por encima de él, según un análisis publicado por The Economist.

Sus comienzos no fueron fáciles. En Nigeria vivía con su madre, Oluwatoyin Adewumi, su padre, Kayode Adewumi y un hermano mayor que él. Todos fueron amenazados por los terroristas de Boko Haram (los mismos, por cierto, que tienen secuestrados a dos médicos cubanos en Kenia desde hace más de un año). Ese año toda la familia llegó a Nueva York y estuvieron viviendo en un refugio para personas sin hogar. El pequeño Tani fue admitido en la escuela primaria local y empezó a asistir a clases de ajedrez en el club una escuela pública cercana. Cuando su madre les dijo a los entrenadores que vivían en un albergue y que no podían pagar la tarifa de $ 330, se la condonaron.

Durante un año, Tani estuvo perfeccionando su técnica hasta convertirse en campeón escolar de ajedrez de la ciudad de Nueva York.

Entonces fue noticia. El columnista del New York Times Nicholas Kristof escribió un artículo de opinión titulado "Este campeón de ajedrez de 8 años te hará sonreír", que convirtió la victoria de Tani en una historia global. La familia recibió cientos de solicitudes de entrevistas. El director Trevor Noah compró los derechos cinematográficos de la historia de Tani y la familia coescribió un libro con el autor de best-sellers Craig Borlase: Me llamo Tani . . y creo en los milagros.

La repercusión de su historia y su propio mérito hicieron que la familia encontrase un hogar. Una persona anónima que se hizo eco de su situación ofreció a la familia un apartamento gratis donde vivir. Además, el profesor de ajedrez del niño inició una recaudación de fondos en GoFundMe donde se alcanzó la cifra de 254.448 dólares.

El entrenador de Tani, Shawn Martínez, dice que el potencial de Tani estaba claro desde el principio. "Tiene una memoria increíble y está muy interesado en lo que está aprendiendo".

"Es una historia absolutamente hermosa", aseguró Martínez al medio NPR. Como entrenador, ha visto que el ajedrez ayuda a muchos jóvenes a superar la adversidad, pero hay que trabajar duro para lograrlo. El ajedrez "honra la inteligencia, el carácter y cuánto inviertes en él".

Hoy en día, Tani sigue obsesionado con el ajedrez: lee libros sobre el tema, estudia maestros famosos y juega ajedrez en línea. Incluso a sus entrenadores les gusta jugar con él.

Con el dinero recaudado en Go FundMe, Tani creó la Fundación Tanitoluwa Adewumi, destinada a ayudara otros niños como él, dotados para el ajedrez.

Ahora está a punto de cumplir su sueño: convertirse en el más joven de los Grandes Maestros del juego-ciencia.

Archivado en:

Ernesto Hernández Busto

Periodista y ensayista cubano. Fundador del sitio Penúltimos Días.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985