Carlos Álvarez y su esposa Foto © Captura de video de YouTube

Viajó a Cuba para operar a su esposa, ella murió y él quedó varado en la isla

Un anciano cubano que perdió a su esposa en Cuba ha podido regresar esta semana a Miami, tras haber quedado varado en la isla durante 50 días por el cierre de fronteras por la epidemia de coronavirus.

Carlos Álvarez, de 70 años, pudo volver con su familia gracias a que el gobierno de Estados Unidos dispuso un vuelo humanitario para retornar a ciudadanos y residentes que quedaron atrapados en la isla.

Su único hijo, nombrado como él, había viajado con su madre a Cuba para una operación. Durante 12 días permaneció junto a ella en su convalecencia hasta que tuvo que retornar a su trabajo en Miami y entonces su padre acudió en su relevo.

Finalmente la señora murió, justo en los días en los que el gobierno castrense decidió clausurar sus fronteras a entradas y salidas de aviones de pasajeros.

“Estaba bastante delicada”, explicó Carlos Álvarez Jr. al canal Telemundo 51.

“Estando allí empeora todo este problema del coronavirus y de la cuarentena. Ella fallece estando mi papá, por cosas de la vida el mismo día en que entra el último vuelo de American Airlines a Estados Unidos”, precisó.

Su padre no pudo tomar ese vuelo y quedó en Cuba solo, sufriendo por la pérdida de su esposa y dependiendo de terceras personas para poder acceder a los alimentos y productos de aseo, en medio de una grave situación de escasez en la isla.

“Los mayores de 60 años no podían ir a la tienda, tenían que estar resolviendo las cosas por fuera. (…) Es duro estar allí”, describió Carlos al recordar su estancia en el país caribeño.

Tras muchas gestiones de su hijo y su nieta en Miami, la embajada de Estados Unidos en La Habana accedió a incluirlo como persona vulnerable en un avión de la aerolínea Delta que realizó un vuelo de ayuda humanitaria, el cual lo devolvió a casa con los suyos.

“Contento de estar con los míos, pasé un poco de trabajo, sufrí, pero aquí estoy”, confesó el septuagenario emocionado.

Esta semana la representación consular estadounidense comunicó en sus redes sociales que Cuba no reabriría sus fronteras antes del próximo 1 de agosto, como vía para frenar la propagación del coronavirus.

“El 5 de junio, el gobierno cubano extendió el cierre del aeropuerto hasta al menos el 1 de agosto”, revelo la oficina diplomática en su cuenta de Twitter.

“Proporcionaremos actualizaciones sobre el estado de las operaciones del aeropuerto a medida que se disponga de información”, precisó.

En una Alerta de Salud emitida, dicha embajada explicó que desde el pasado 1 de abril ha facilitado la repatriación de más de 1.500 ciudadanos estadounidenses y residentes legales permanentes a Estados Unidos.

“La Embajada de los Estados Unidos continúa explorando todas las opciones para hacer frente a las actuales interrupciones de los viajes, sin embargo, recomendamos a todos los ciudadanos estadounidenses que queden en Cuba deben seguir haciendo los preparativos necesarios para una estancia prolongada en el país durante el período de cuarentena”, añade el texto.

“Por favor, cumplan con los requisitos locales de cuarentena, revisen las noticias locales para obtener información sobre los avisos de viajes a Cuba y comprueben con sus operadores de aerolíneas con respecto a futuros vuelos”, precisa.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985