La cantante cubana Danay Suárez Foto © Facebook

Polémica: La cantante Danay Suárez equipara la pedofilia con la homosexualidad, el feminismo y el aborto

Un post reproducido por la cantante cubana Danay Suárez en su muro de Facebook, donde se compara la pedofilia con "la ideología LGTBI, el feminismo y el aborto", ha provocado una intensa polémica en las últimas horas.

El texto, publicado originalmente en esa red social por alguien que firma como "Dayis Arizmendi", y reproducido luego por el payaso evangélico mexicano y connotado homófobo Leito Que Paico (pseudónimo de Leonardo Madrigal), fue copiado y pegado por la cubana como una reflexión y defensa de los puntos de vista religiosos sobre la homosexualidad.

Concebido como una carta "A mi generación", fechada "en junio 2020, cuando todavía no era muy bien vista la pedofilia", la declaración defiende algunos de los tópicos habituales en la cruzada evangélica contra el matrimonio gay y el derecho a la adopción por parte del colectivo homosexual.

"A ti, que te escandalizas por el nuevo género "MAP" (personas que se sienten atraídas sexualmente por niños), pero apoyas la ideología LGTBI, el feminismo y el aborto, ¿ya te diste cuenta de la incongruencia de tus ideas? ¿O sólo repites -sin la mínima crítica y análisis- todo lo que los medios y la agenda ideológica mundial quieren hacerte creer desde hace mucho tiempo?", arranca el texto.

El MAP (siglas de Movimiento Activista Pedófilo) aboga por la aceptación social de las personas que se sienten atraídas por menores de edad.

"Tú criticas a tus padres y abuelos -prosigue la publicación-, y a quienes estamos en contra de todo lo que se opone al diseño perfecto de Dios para la familia, la única base firme que es capaz de dar soporte sólido a la sociedad. Nos llamas retrógrados y homofóbicos, porque nuestras ideas son "de tiempos pasados". (...) Bajo tu propio razonamiento, si dos personas se "aman", ¿por qué la pedofilia te causa tanta repulsión? (...). Déjalos que sean felices. Love is love, ¿no?".

El "razonamiento" de la "carta" equipara tendenciosamente la preferencia por el propio sexo con las relaciones sexuales con menores de edad, porque, supuestamente, ambas están basadas en la imposibilidad de controlar los deseos: "Afirmaste que un homosexual no podía controlar sus deseos. Ahora el pedófilo argumentará lo mismo. ¿Lo vas a discriminar? ¿Lo vas a privar de amar y ser feliz?".

El texto, plagado de sofismas, ignora la diferencia entre un comportamiento sexual penado por la ley y otro ampliamente reconocido en la mayoría de los países civilizados.

"Al condenar la pedofilia te estás convirtiendo en aquello que criticabas ¿o será que en un par de años cambiarás de opinión? Ya vimos que las masas son taaaaan manipulables, que basta sólo una generación para girar los valores 180° y hacer que sociedades enteras llamen bueno a lo malo, y malo a lo bueno", prosigue el texto.

Como en muchos de los sermones evangélicos, el tono de este panfleto homófobo se presenta como una crítica al presunto relativismo moral de nuestra época, apela a un supuesto pensamiento independiente y acaba defendiendo el sistema de valores cristiano como referencia estable para "una generación sumamente confundida, relativista y manipulable", que "hoy aplaude algo, mañana lo repudia, y después lo vuelve a aplaudir".

"¿Qué perspectiva tendrá la siguiente generación de lo que hoy para nosotros es repugnante?", se pregunta el texto, como si dentro de esta categoría moral entraran por idéntico derecho las reivindicaciones del movimiento LGBTI, el feminismo o la pedofilia.

"Bajo ninguna circunstancia consideres "normal" ni "bueno" aquello que está fuera del perfecto orden establecido por Dios (un hombre y una mujer adultos que se unen bajo un pacto de amor y compromiso exclusivo y permanente). Todo lo demás, incluyendo, desde luego, la pedofilia, es una perversión", asegura el libelo.

Poco después, sin embargo, la declaración afirma: "No estoy diciendo que 'LGTBQ+' sea sinónimo de 'pedófilo'. Me queda claro que conceptualmente son distintos. Tampoco te odio, no me produces ninguna clase de 'miedo irracional' o 'fobia" , ni es mi intención 'discriminarte'. Al contrario, te amo, valoro tu vida tanto como la mía, oro por ti, quiero verte feliz, quiero que sepas cuán valioso eres, que conozcas la verdad y que seas libre. A mí también me parece inaceptable, asqueroso y repugnante el movimiento MAP. Sin embargo, levanto la voz porque hoy un pedófilo puede usar los argumentos que sustentan tu estilo de vida para cometer una tremenda atrocidad".

Pero en el párrafo siguiente se vuelve a equiparar flagrantemente el homosexualismo y la pedofilia como ejemplos de una supuesta "ideología de género": "Si tú has abrazado la ideología de género, te invito a que analices racionalmente los argumentos que la 'sustentan', date cuenta que si aceptas una, entonces deberías aceptar la otra, pues su fundamento es el mismo. Ahora, si una te parece impensable... Ya sabrás qué hacer con la otra", asegura el texto.

La solución a estas "dudas morales", la tendría la Santa Madre Iglesia, según la carta: "No simplemente creas en todo lo que la multitud aprueba. Piensa. Razona. Sé crítico. Cimenta tus convicciones en la única Palabra que permanece PARA SIEMPRE. Sus bases son tan firmes que han resistido el paso de miles de años, y siguen siendo igual de válidas que cuando se escribieron. No son 'anticuadas', son congruentes, son objetivas, son verdaderas, POR SIEMPRE VERDADERAS , tanto que ninguna moda o ideología pasajera las mueve. Millones de personas han vivido bajo sus principios a lo largo de la historia y han salido victoriosas. Familias y, en su momento, naciones enteras, fueron fundadas sobre ellas. La historia nos habla de su éxito. No te creas el cuento mediático de que la Biblia es 'machista, opresora, se contradice, fomenta la violencia, es para ignorantes, ya no aplica hoy, son historias inventadas'. Varias veces la he leído y nada de eso he encontrado. Por el contrario, todos sus hechos demuestran ser reales. Léela y descubre el maravilloso plan de Dios. Un plan que, desde antes de la fundación del mundo, ya te había incluido en sus páginas. La basura que el mundo de hoy te vende, ¡no tiene nada que ver con el glorioso destino que Dios ha preparado para ti!", concluye el panfleto.

Las críticas a tan retrógrado punto de vista no se han hecho esperar. En más de 850 comentarios, que van desde el "Wow, te me caíste del pedestal donde te tenía. Increíble", hasta el habitual proselitismo evangélico, los lectores han ofrecido sus puntos de vista sobre el tema tratado.

La mayoría de las opiniones, sin embargo, son críticas. "El daño que hacen las religiones fundamentalistas. Quien fue, y lo que ahora se ha convertido", dijo un usuario.

"Qué decepción. Cuando tengas hijos que no lo sé si tienes? Vas a entender... Acabas de perder un seguidor de tu música y supongo no seré el único", apuntó otro.

"Me duele lo que escribiste, Danay, qué decepción", escribió un tercero.

Desde el otro lado, no pocos seguidores se han solidarizado con los puntos de vista del panfleto, y han animado a la artista recordándole que "Cristo sufrió cosas peores". "Perderás seguidores y seguro te perseguirán, pero mayor es el que habita en ti que el que está en este mundo", dijo alguien que firma como Laura Cáceres.

Danay Suárez, cuyos orígenes musicales están asociados al movimiento del hip hop y el rap underground en Cuba, hizo un cambio radical de imagen hace unos años, tras su conversión religiosa al movimiento evangélico.

La cantante cubana ya causó polémica hace tres años, cuando participó en el Festival chileno de Viña del Mar, donde tras cambiar sin aviso la canción prevista, interpretó otra con referencias críticas al aborto —“un sendero derecho al homicidio”, “ancha es la puerta que conduce al perdedero”— en el contexto de un proyecto de ley chileno para la interrupción del embarazo. Al recibir el galardón, la artista afirmó: “Hoy se ha librado una guerra espiritual para la salvación de Chile”.

Después, intentó explicar a la prensa los motivos de su pronunciamiento moral. “No tengo más que decir que fui una muchacha que tuvo dos abortos y que no tengo prejuicio en tocar el tema. Yo no ando con fachadas por la vida. Soy lo que soy y lo expreso con mi música. Siempre he vivido en mi propio mundo”.

"Yo era del grupo de los ateos, filósofos, psicólogos de primera plana cuestiona todo, necia en mi propia opinión, hasta que llegó la Verdad, pero en Su tiempo”, dijo la cantante en su página oficial de la red social Facebook.

La polémica, esta vez, ha vuelto a alcanzarla.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985