Una enorme cucharacha se pasea libremente junto a varios pomitos de medicinas Foto © Captura de Twitter/Emilio Almaguer de la Cruz

Hospital en el oriente de Cuba: "Cuando llega la noche nos atienden las cucarachas"

El periodista independiente cubano, Emilio Almaguer de la Cruz, denunció la presencia de cucarachas en el hospital de Baracoa, en Guantánamo, donde se encuentran internas personas que tienen enfermedades pulmonares o sospechas de padecer COVID-19.

Almaguer de la Cruz, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), estuvo ingresado varios días y difundió en Twitter un breve vídeo en que se ve cómo una enorme cucharacha se pasea libremente junto a varios pomitos de medicinas en el lavamanos de un baño.

"Baño de una sala del hospital en Baracoa donde estamos ingresados con afecciones pulmonares o sospechas del COVID-19, cuando llega la noche nos atienden las cucarachas", escribió Almaguer de la Cruz en la citada red social.

El activista también se refirió a la pésima alimentación que reciben las personas que están recluidas en el hospital, y mostró un pequeño plato con arroz blanco y algo parecido a un revoltillo. 

En otro tweet, Almaguer de Cruz comentó que la pantrista se había enterado de la publicación y que lo había criticado. Sin embargo, asegura que al preguntarle si ella creía que esa comida era acorde a la cantidad de antibiótico que estaba tomando, la pantrista le habría contestado "Qué va".  

La pasada semana Almaguer de la Cruz denunció que las autoridades del régimen lo habían detenido durante tres días, a pesar de padecer una afección pulmonar. El opositor denunció haber estado, incluso, 24 horas esposado a la cama.

“Libertad de expresión en Cuba, una gran mentira que el Gobierno dice tener, estuve retenido por 72 horas y así en el hospital por 24 horas, sabiendo que tengo una lesión pulmonar. Sigo hospitalizado. Cuba libre”, dijo entonces.

Almaguer de la Cruz, residente en Baracoa, lleva tiempo recibiendo amenazas por parte de los órganos represivos cubanos debido a su actividad en defensa de los derechos humanos, así como por sus denuncias acerca de la grave situación económica y social que padece su territorio.

El 29 mayo informó que le habían prohibido continuar publicando informaciones en las redes sociales. “Sepan que será un orgullo sumar los presos políticos a los cuales el régimen niega tener”, fue su respuesta. 

El activista es uno de los tantos periodistas independientes en Cuba que han sido amenazados con el Decreto Ley 370 -conocido como Ley Mordaza- que permite a las autoridades sancionar a cualquier ciudadano por lo que publique en su cuenta personal de Facebook, Twitter, Instagram u otra plataforma de internet. 

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985