Médicos cubanos (referencia) Foto © Cubadebate/Ismael Francisco

Médicos cubanos podrían extender permanencia en México si persiste el coronavirus

El grupo de médicos y enfermeros cubanos que se encuentran en México para combatir el coronavirus podría permanecer más tiempo del estipulado en el convenio, en caso de que no se controle la pandemia en ese país.

Olivia López, secretaria de Salud de la capital mexicana, declaró a la agencia Reuters que el convenio firmado entre el estatal Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y el Ministerio de Salud de Cuba, "está previsto que dure hasta el 31 de julio, pero con posibilidad de ampliación".

"Tenemos que valorar mucho la dinámica de la epidemia y la posibilidad de que nuestras plantillas de personal ya estén estabilizadas", añadió López.

La funcionaria de alto rango precisó que los seis millones de dólares del acuerdo están “destinados a sueldos e investigación”.

Asimismo, aclaró que involucra "no sólo atención directa, sino también asesoría, trabajo de campo, trabajo epidemiológico y una parte de análisis de protocolos", por lo que incluye, además de médicos y enfermeras, a ingenieros biomédicos y epidemiólogos.

Reveló, además, que el hospedaje y los viáticos se cubren gracias a donaciones privadas.

"Nosotros lo que tenemos son profesionales voluntarios. Son profesionales que están interesados en compartir su experiencia", indicó López para defenderse de las críticas que ha generado la presencia de los médicos cubanos.

"He visto las críticas (al programa de médicos cubanos) pero el papel que tienen en la ciudad es fundamental", y apuntó que Cuba ha conseguido controlar la pandemia, con poco más de 2 mil casos diagnosticados, y solo 84 fallecidos.

Ciudad de México acumula casi 37 mil casos de coronavirus, un 25% del total del país, y figura como la ciudad más afectada de México. En su totalidad, en México han sido diagnosticados hasta el momento 146.837 casos, y han fallecido 17.141 personas, según los datos más recientes de la Universidad Johns Hopkins.

En mayo, 585 trabajadores de salud de Cuba -una de las cuadrillas más numerosas que el gobierno comunista ha desplegado para atender el coronavirus- llegaron a Ciudad de México.

Una docena de colegios, asociaciones y federaciones de médicos especialistas mexicanos han rechazado la contratación por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de médicos cubanos, lo que en carta abierta al presidente de ese país calificaron de "un agravio para el gremio médico”.

Por otra parte, los senadores del Partido Acción Nacional (PAN) pidieron a la Secretaría de Salud del Gobierno de México que aclare el "turbio acuerdo" de contratación de médicos cubanos. 

"Es necesario que el Gobierno Federal, la Secretaría de Salud y especialmente el titular del INSABI dejen de guardar silencio y hable con claridad y con la verdad", señaló la senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez del PAN.

Sin embargo, las autoridades mexicanas sostienen que el país tiene un déficit de unos 6.600 médicos y 23 mil enfermeras para hacerle frente a la epidemia, que se encuentra en su fase más crítica.

Olivia López afirmó en la citada entrevista con Reuters que, a pesar de que han contratado en total a más de 2 mil médicos y enfermeras, la capital mexicana todavía sufre una escasez de personal de salud en el actual contexto del coronavirus.

Exportación de médicos cubanos

La exportación de servicios médicos es una de las principales fuentes de ingreso del Gobierno cubano, que retiene al menos el 75% de lo que pagan los países de destino en concepto de salarios.

En las últimas semanas, Cuba ha enviado cientos de médicos a más de una docena de países para ayudar en la lucha contra el coronavirus, entre ellos, dos naciones europeas, Italia y Andorra.  

Aunque el gobierno de la isla lo presenta como una gigantesca operación de solidaridad -en algunos casos bajo acuerdos de donaciones materiales- la realidad es que la exportación de servicios médicos es desde hace años un lucrativo negocio que generó más de 6.400 millones de dólares en 2018.

El gobierno norteamericano y varias ONGs internacionales vienen denunciando que Cuba utiliza al personal médico como una masa de trabajo en condiciones de semiesclavitud, y que les paga una ínfima parte del salario legalmente previsto por los diferentes gobiernos extranjeros.

La relatora Especial de las Naciones Unidas sobre las Formas Contemporáneas de Esclavitud, Urmila Bhoola, y la relatora Especial de la ONU sobre la Trata de Personas, Maria Grazia Giammarinaro, dijeron en noviembre que las condiciones de trabajo de los médicos cubanos serían "trabajo forzoso".

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985