Foto © Twitter / Greg Dee

Ron DeSantis dice que no hay planes de revertir reapertura de Florida pese a récord de casos de coronavirus

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo el martes que el estado no dará marcha atrás en el proceso de reapertura económica, pese al incremento de casos de coronavirus en el estado, que ayer registró un nuevo récord con 2783 personas confirmadas.

En rueda de prensa el gobernador precisó que se están haciendo pruebas en "entornos de alto riesgo", lo que incluye a trabajadores agrícolas, migrantes y reos.

Añadió, además, que el aumento obedecería también al incremento de pruebas para diagnosticar el virus, argumento que viene dando desde hace semanas para explicar el progresivo aumento de casos confirmados, que se ha disparado de forma especial en el mes de junio.

El político recordó que en abril él ya había anticipado que los casos de coronavirus podrían superar los 2 mil diarios a medida que aumentaran las pruebas.

Desde el 1 de marzo, fecha en que se registró oficialmente la llegada del coronavirus a Florida, se han reportado 80 109 casos y 2993 fallecimientos asociados a esa causa, según datos del Departamento de Salud de Florida.

El lunes se sumaron 1758 casos, cifra que insinuaba un descenso, ya que el domingo habían sido 2016 y el sábado 2581. Sin embargo, los 2783 del martes, confirmaron una nueva tendencia al alza.

El crecimiento ha coincidido también con el incremento de las protestas por la muerte del afroamericano George Floyd, ocurrida bajo custodia policial el 25 de mayo.

Los tres condados con más alto volumen de incidencia en Florida continúan siendo Miami-Dade, Broward y Palm Beach. El primero cuenta 22 741 casos confirmados hasta la fecha y 847 muertes. Broward registra 9498 personas infectadas y 348 decesos, y Palm Beach ha confirmado 9262 casos y 438 fallecidos.

Antes que DeSantis, los alcaldes de Miami, Francis Suárez, y de Miami Beach, Dan Gelber, también descartaron un regreso al confinamiento, aunque advirtieron el lunes del riesgo de disminuir las medidas de prevención contra el coronavirus.

Suárez dijo que indicar a los residentes que permanezcan en casa sería el "último recurso", y recordó que ello tendría un "efecto dramático" en la economía del condado de Miami-Dade, que está muy dañada y alcanza la cifra de 400 mil desempleados.

Aunque anunciaron que no habrá una nueva orden de confinamiento, dijeron que no se entrará en la tercera fase de apertura, debido al aumento de casos de coronavirus de los últimos días. Eso implica que en la ciudad de Miami por ahora no abrirán discotecas, cines, bares y clubes nocturnos, ni tampoco se celebrarán eventos deportivos ni de otro tipo que impliquen grandes concentraciones de personas.

Los alcaldes insistieron en el cumplimiento de las directrices de las autoridades sanitarias, como llevar mascarilla y mantener la distancia de seguridad. Se pide a los ciudadanos que se comporten de forma responsable para evitar la adopción de medidas drásticas.

Las autoridades habían acordado previamente que, si llegara a producirse algún repunte de casos de coronavirus en algún condado o municipio, se daría marcha atrás en el proceso de reapertura ya puesto en marcha, algo que no ha ocurrido de momento.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985