Médicos y enfermeros cubanos llegan a Milan para enfrentar el coronavirus Foto © Cubadebate

Cubanos en misiones en el exterior no podrán regresar a la Isla hasta la tercera fase de recuperación

El Gobierno cubano advirtió este jueves que como parte de sus medidas para la etapa post COVID-19, los cubanos que se encuentran cumpliendo misiones en el exterior no podrán regresar a la Isla hasta que se decrete la tercera fase de recuperación.

El anuncio fue hecho durante la comparecencia de diversos funcionarios en el espacio radiotelevisivo oficialista Mesa Redonda.

El ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz, fue el encargado de explicar que "por razones de limitaciones de transporte internacional y de las medidas sanitarias vigentes" los colaboradores cubanos en el extranjero no podrán viajar hasta la tercera fase de la primera etapa de recuperación.

“La prórroga de vacaciones y el relevo de personal, así como otros trámites relacionados con los colaboradores, se manejará por los organismos cubanos responsables caso a caso, bajo la supervisión del Mincex como organismo rector de la actividad”, aseguró Malmierca sin dar más detalles.

A partir de la tercera fase se organizarán los movimientos que sean necesarios de las brigadas médicas cubanas en el exterior, precisó.

“Nada podrá manchar la limpia hoja de la colaboración de nuestros médicos que han sido incluso propuestos como candidatos para el Premio Nobel de la Paz”, aseguró el funcionario, en referencia a las numerosas críticas sobre la exportación de servicios y el tratamiento que el gobierno cubano da a los cooperantes.

La exportación de servicios médicos se ha convertido en una de las principales fuentes de ingreso del Gobierno cubano, que retiene al menos el 75% de lo que pagan los países de destino en concepto de salarios.

En las últimas semanas, Cuba ha enviado cientos de médicos a más de una decena de países para ayudar en la lucha contra el coronavirus, una enfermedad que ha colapsado los sistemas sanitarios de países desarrollados. Pero aunque la propaganda de la isla lo presente como una gigantesca operación de solidaridad, la realidad es que la exportación de servicios médicos no es más que un lucrativo negocio que generó más de 6.400 millones de dólares en 2018.

El gobierno norteamericano y varias ONGs internacionales han denunciado que Cuba utiliza a este personal médico como una masa de trabajo en condiciones de semiesclavitud, y les paga una ínfima parte del salario legalmente previsto por los diferentes gobiernos extranjeros.

Archivado en:

Ernesto Hernández Busto

Periodista y ensayista cubano. Fundador del sitio Penúltimos Días.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985