Confiscan piezas de autos Lada en un almacén clandestino en Matanzas valoradas en un millón de pesos

Un operativo policial en Matanzas ha llevado a la cárcel a un cuentapropista al que le confiscaron piezas de respuesto para autos Lada, valoradas en un millón de pesos.

Un reporte del Sistema Informativo de la Televisión Cubana precisa que el encausado -sobre el que ahora pesan ahora los delitos de actividad económica ilícita e intento de soborno- había convertido su vivienda, cerca de las Cuevas de Bellamar, en un almacén.

Entre las agravantes, según lo explicado, figura que el infracitor quiso escapar del arresto intentando sobornar a los oficiales, a los que habría ofrecido inicialmente 5 mil CUC y luego elevó la cifra hasta los 10 mil.

El trabajador por cuenta propia ya había sido sancionado en 2019 por esa misma actividad, motivo por el cual había cumplido “un año de privación de libertad sin confinamiento”, según precisó el Mayor Yunier Martínez Álvarez, 2do Jefe de la Unidad Criminal del DTI en Matanzas.

“Son piezas que yo fui adquiriendo poco a poco porque tenia un taller y me equivoque porque pensé la licencia por cuenta propia que tenia me la daban para eso. Me hacia falta el dinero porque tenia problemas y decidí ir saliendo de ellas”, comentó ante las cámaras el cuentapropista, cuyo rostro apareció difuminado, aunque sí se reveló su nombre.

Las autoridades indican que no tenía forma de justificar la cantidad de piezas que le fueron ocupadas y además no poseía ningún tipo de licencia de cuentapropista que le ofreciera algún tipo de legalidad sobre esto.

“No aceptamos esa suma de dinero porque nuestra profesión y el concepto de Revolución no nos lo puede permitir. La moral de nosotros tiene que estar por encima de cualquier suma de dinero”, dijo a la prensa uno de los policías que realizó el arresto sobre el intento de soborno.

A comienzos de junio, las autoridades de Villa Clara decomisaron miles de piezas y accesorios para Ladas y Moskvitch a dos cuentapropistas que tenían licencia de productores-vendedores de accesorios de gomas, licencia que no contempla la venta de partes de vehículos automotores.

Muchas de las piezas que se comercializan en Cuba para autos de la era soviética son importadas por cubanos desde Rusia, pues como el país euroasiático no exige visas a los ciudadanos de la isla, se ha convertido en los últimos años en una de las rutas comerciales en ascenso para la adquisición de mercancías, que luego son revendidas en el país.

Mayor control policial en tiempos de coronavirus

El Gobierno cubano ha reforzado el control policial en los últimos meses con el fin de combatir delitos relacionados con el robo y la malversación de insumos de todo tipo.

En este sentido, la prensa cubana se viene haciendo eco con frecuencia de arrestos y decomiso de mercancías, siempre con un carácter ejemplarizante, que ha sido cuestionado por no respetar la identidad de los infractores en algunos casos.

A comienzos de junio, un operativo policial en Pinar del Río acabó con el decomiso de piezas y accesorios de motos a un cuentapropista cubano. En ese caso el trabajador por cuenta propia figuraba en la categoría de “productor-vendedor de accesorios de goma” y era eso lo que realmente vendía, pero las autoridades consideraron que el volumen de mercancía encontrada excedía lo permisible.

Según explicó entonces la periodista oficialista que informó del caso, el Artículo 228 del Código Penal cubano -en su apartado número 3- recoge que el cuentapropista que, a pesar de tener la licencia correspondiente a los artículos que comercializa, “incumpla lo establecido en los reglamentos a fin de obtener mayores ganancias, incurre en el delito de actividad económica ilícita”, y tal sería el supuesto aplicado al trabajador pinareño en ese caso.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985