Madre cubana denuncia estado de su vivienda Foto © Captura de video / Cubanet

Madre de tres niños denuncia que el Gobierno cubano le entregó como casa "una tareca sin puertas ni ventanas"

Una mujer cubana, madre de tres niños pequeños, denunció indignada el estado de la vivienda que le otorgó el gobierno para "ayudarla" con su situación económica. 

Mercedes Zoila Ramírez es joven y madre soltera, y cuenta que se le otorgó un subsidio en el gobierno consistente en una vivienda y algunos recursos para repararla pero no está contenta con las condiciones en que le dejaron la misma.

En declaraciones al portal Cubanet mostró el reducido espacio de su "nueva propiedad", ubicada en el municipio Antilla, de la oriental provincia de Holguín.

Se trata de una pequeña habitación donde debe dormir la mujer con sus tres hijos, y un baño.

Hace año y medio le entregaron la vivienda sin puertas, sin ventanas y con las paredes sin repellar, lamentó Mercedes, quien dice que cuando llueve tiene que dormir en la casa de un vecino porque sus colchones se mojan.

"Mis niños son enfermos, no tengo marido, miren la tareca que me dejaron, esta es mi ventana, esta es mi puerta", afirma, visiblemente molesta, mientras levanta pedazos de zinc oxidados que funcionaban como protección para la vivienda.

Cuenta que en la habitación debía poner un saco en el lugar de la puerta para cubrirse, y el colchón de la cuna donde duerme su hija más pequeña, que es cardiópata y debe ser operada en el hospital William Soler de La Habana, se le mojó.

El baño, sin repello y a punto de caerse, tampoco tiene ventanas.

"Mi otro hijo de 10 años es asmático crónico y yo soy asmática crónica, soy asistenciada por el gobierno, que me paga chequera", afirmó. 

Sin embargo, Mercedes -de escasos recursos para sustentarse- comenta que la ayuda que le prometen nunca llega.

"Me prometieron un colchón hace años, y miren, miren mi colchón", expresa mientras levanta lo que parece ser una vieja colchoneta rellena de trozos de tela. 

"Tengo una cuna porque me la compró mi mamá y mi papá, llevo año y pico viviendo aquí así", subrayó.

Mercedes es uno de los miles de casos que cada día recuerdan al gobierno cubano su ineficiencia en los últimos 60 años para dar solución al problema de la vivienda que enfrentan los residentes en el país. 

El pasado 29 de mayo el ministro cubano de la Construcción, René Mesa Villafaña, aseguró que en la isla hay 122.072 viviendas con piso de tierra y 9.611 cuarterías, un número que aún pareciera conservador. 

El funcionario, que calificó como una "alta prioridad" la solución de estos problemas y dijo que durante este año deberán colocarse 59.931 pisos de cemento para sustituir los de tierra apisonada. Pero esa cifra no incluye al número de personas que ni siquiera tienen acceso a una de estas propiedades.

Datos ofrecidos por las autoridades cubanas indican que la isla necesita construir 520 mil viviendas y rehabilitar unas 400 mil para satisfacer la demanda nacional.

Las provincias que presentan mayores dificultades de este tipo son La Habana (185 mil 348), Holguín (115 mil 965) y Santiago de Cuba (101 mil 202).

Hay reportes de familias enteras que llevan hasta 15 años en un albergue esperando ser beneficiadas con una casa. 

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985