Médicos cubanos en Martinica Foto © ACN

Brigada médica de Cuba llega a la isla francesa de Martinica

Cuba envió una brigada de 15 médicos a la isla de Martinica para apoyar en el control del coronavirus, como parte de un contrato firmado con Francia a finales de marzo pasado.

De acuerdo con el mapa en tiempo real de la Universidad John Hopkins, hay 242 casos en Martinica y 14 muertos por COVID-19. Sin embargo, ese territorio está recibiendo casos de la Guayana Francesa, donde hay presión en los hospitales, informó el medio local RFI.

Se prevé que los galenos estén dos meses trabajando como parte de la brigada, la primera de su tipo en el territorio francés de ultramar.

En marzo Francia firmó un acuerdo con Cuba para recibir médicos en sus territorios de ultramar y firmó un decreto que permitirá a estos galenos intervenir indistintamente en Guayana, Martinica, Guadalupe, San Martín, San Bartolomé y San Pedro y Miquelón.

El grupo está integrado por especialistas en neumología, enfermedades infecciosas, radiología y medicina de emergencia.

Annick Girardin, ministro de Francia para los territorios de ultramar, dijo el miércoles que el territorio más afectado por la pandemia es la Guayana Francesa. 

Se estima que el pico de la emergencia sanitaria golpee esa zona a mediados de julio y que en los próximos días sean evacuados pacientes guyaneses a otros Martinica, Guadalupe y Haití para aliviar la presión sobre los servicios de emergencia locales.

Se prevé también un bloqueo del tránsito de personas a Guayana, pues el aumento de casos en el vecino Brasil ha sido una de las razones por las que se ha dificultado la contención del virus, explicó Girardin.

Cuba ha enviado este año unos 30 000 médicos a 60 países. Desde 2000, cuando la isla caribeña comenzó a cobrar a los países por este servicio, la venta de brigadas médicas se ha convertido en una de las principales fuentes de ingresos para el régimen. 

Sin embargo, estos contratos son cuestionados por la falta de transparencia del gobierno cubano.

Un informe presentado el jueves por el gobierno de Estados Unidos calificó las misiones médicas cubanas como un ejemplo de trabajo forzado y mantuvo a Cuba en la lista negra de países que no hacen lo suficiente para luchar contra el tráfico humano.

La designación llega luego de una intensa campaña del gobierno estadounidense, activistas y organizaciones internacionales para denunciar supuestos abusos en estas brigadas médicas que han trascendido gracias a las quejas de decenas de participantes en ellas. 

Entre las violaciones laborales citadas, el informe del Departamento de Estado norteamericano señala que el gobierno de la isla no informa a los médicos y enfermeras sobre las condiciones de sus contratos, retiene sus pasaportes al llegar al país de destino y les paga solo una pequeña fracción de los fondos desembolsados por los países receptores.

"Muchos médicos cubanos afirman que trabajan largas horas sin descanso y enfrentan condiciones de trabajo y de vida deficientes y peligrosas en algunos países, con falta de condiciones higiénicas y de privacidad, y se ven obligados a falsificar registros médicos", agrega el organismo. 

El reporte también se refiere a denuncias sobre las represalias que sufren aquellos que abandonan las misiones, quienes no pueden regresar a Cuba en un periodo de ocho años.

La semana pasada, tres senadores republicanos, Rick Scott (FL), Marco Rubio (FL) y Ted Cruz (TX) introdujeron un proyecto de ley para penalizar a países que contraten médicos cubanos a través de las misiones controladas por el régimen de la nación caribeña.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985