Cayo Largo (imagen de referencia). Foto © Cibercuba

Ministerio de Turismo venderá viajes para que pacientes extranjeros se recuperen del coronavirus en Cuba

El Ministerio de Turismo de Cuba (Mintur) anunció que vendería viajes para extranjeros que, después de haber vencido el coronavirus, quieran recuperarse en la isla.

Medios oficialistas informan que con esta decisión se podría "aprovechar la experiencia médica cubana", indicando que el personal de salud sería enviado a esos "cayos aislados" donde solamente se les permitirá estar a los visitantes internacionales. 

Juan Carlos García, ministro de turismo cubano, informó que, en el caso de los extranjeros, solo podrán visitar los cayos Largo (sur-occidente), Coco, Guillermo, Cruz, y Santa María (centro-norte), sin poder moverse libremente por el resto del país, pero tendrán excursiones, alquiler de autos y otros servicios en esos lugares.

Las características y los efectos de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, todavía están sujetos a estudios, sin nada concluyente al respecto. Un grupo de científicos sostiene que la infección podría tener efectos perceptibles en los pacientes durante años.

“Pensábamos que sólo se trataba de un virus respiratorio. Pero resulta que llega al páncreas, que ataca el corazón. Va por el hígado, el cerebro, los riñones y otros órganos. No nos dimos cuenta de eso al principio”, detalló el doctor Eric Topol, un cardiólogo y director del Instituto Scripps de Investigación Transnacional de La Jolla, en California.

Este miércoles 1 de julio, Cuba abrió sus puertas al turismo foráneo después de mantener un presunto control epidemiológico que, a juzgar por las cifras oficiales, se manifiesta en prácticamente todo el archipiélago, a excepción de la capital, que se ha mantenido reportando un leve número de contagios diarios.

Desde finales de marzo, el gobierno cubano tomó medidas sobre sus fronteras ante el avance del coronavirus y tras detectarse los primeros casos, correspondientes a tres turistas italianos que fueron internados en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).

Una de las principales actividades que se traduce en ganancias para el régimen es el turismo internacional, pero el mismo se ha visto drásticamente diezmado por la crisis sanitaria global, la cual obligó a cientos de países a ordenar confinamientos y llamar a sus ciudadanos a permanecer en los hogares.

Por tal motivo, en la actualidad el gobierno cubano ha estado promoviendo el turismo nacional y varios hoteles han hecho ofertas para los antillanos, a medida que la limitada economía del archipiélago intenta recuperarse del golpe asestado por el Sars-Cov-2.

Cadenas hoteleras cubanas como Cubanacán, Gran Caribe e Islazul, informaron de los hoteles que inician operaciones en la primera fase, al igual que algunas extranjeras como la española Meliá.

Los protocolos de protección que aplicarán las autoridades cubanas en el sector turístico incluyen el control de la temperatura, las limpiezas constantes de los lugares, superficies, alojamientos y restaurantes entre otros sitios, medidas instaladas desde los aeropuertos.

Casi desde que comenzara a extenderse la pandemia por el mundo, el régimen cubano comenzó a promover a la isla prácticamente como un destino “seguro” para protegerse de la enfermedad, alegando incluso que el calor en el territorio podía aminorar el riesgo de contagio.

A mediados de marzo, Grisel López Fumero, ejecutiva del MINTUR, afirmó que “algunos turistas han manifestado su preferencia en pasar la epidemia en Cuba, donde estarán más seguros y mejor atendidos que en sus propios países”.

Mientras el mundo lucha contra la enfermedad, Cuba parece querer rescatar su principal sustento, esgrimiendo una supuesta reducción a niveles mínimos y recurriendo a lo que parece ser un turismo de salud, una variante ya explotada por el régimen. Por otro lado, el MINSAP reportó este miércoles solo 7 nuevos casos confirmados de coronavirus, acumulando un total de 2 348 hasta la fecha.

Pero los datos oficiales también señalan que la llegada de visitantes internacionales a la isla, de enero al cierre de abril de 2020, sufrió un alarmante decrecimiento del 49,0 % con respecto a la cantidad registrada durante el mismo período en el año anterior.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985