Donald Trump Foto © Flickr White House

Decisión de juez federal beneficiaría a inmigrantes cubanos en busca de asilo en EE.UU.

Un juez federal rechazó la medida del presidente Donald Trump que prohíbe a centroamericanos y otros inmigrantes solicitar asilo en la frontera sur de Estados Unidos sin haberlo hecho antes en un tercer país, lo que podría favorecer a cientos de cubanos varados en México.

Este martes, el juez Timothy J. Kelly, en un tribunal de Washington DC, dijo que la medida dictada por la administración de Trump es improcedente, porque el gobierno no justificó en julio pasado las razones para este decreto que "promulgó ilegalmente".

Tampoco se demostró en su momento que era de interés público y eludió la Ley de Procedimiento Administrativo, según expuso Kelly en una decisión de 52 páginas.

La orden de Trump pretende frenar a los inmigrantes de Centroamérica y el Caribe que intentan pedir asilo al llegar a la frontera con México, obligándolos a solicitarlo previamente en otros países de la región.

El efecto inmediato de la decisión del juez aún no se conoce, pero la medida podría favorecer a miles de inmigrantes cubanos que esperan en la frontera sur para que se les conceda asilo en Estados Unidos, así como reabrir sus casos a otros solicitantes a quienes se les rechazó su petición por el requisito del tercer país.

Si la decisión del juez Kelly se mantiene firme y no es sometida a una apelación por parte del Departamento de Justicia, tres categorías de inmigrantes cubanos en proceso de asilo se verían particularmente favorecidas, de acuerdo con el abogado Willy Allen.

1) Quienes ya tuvieron un juicio ante un tribunal de inmigración y solo recibieron una orden de suspensión temporal de deportación a Cuba, podrán ahora reabrir sus casos para una nueva consideración del asilo, y poder traer a sus familiares a Estados Unidos.

2) Quienes entraron a Estados Unidos después del 16 de junio de 2019 y están limitados para defender su solicitud de asilo ante los tribunales por no cumplir con el requerimiento de haber pedido antes refugio en un tercer país.

3) Todos los cubanos que están incluidos en el programa Protocolo de Protección al Migrante (PPM) y han sido devueltos a territorio mexicano para esperar por una audiencia de asilo ante un juez de inmigración. Estos peticionarios no tendrán que demostrar que pidieron asilo en un tercer país antes de reclamarlo en Estados Unidos.

"Es una decisión muy esperanzadora para decenas de miles de cubanos que están en una situación migratoria incierta", dijo Allen a CiberCuba.

Se calcula que el fallo judicial pudiera beneficiar entre ocho y 10 mil inmigrantes cubanos que actualmente están en un limbo migratorio.

Pero Allen aclaró que la decisión no favorecerá a aquellos inmigrantes cubanos que ya tenían beneficios otorgados en terceros países antes de llegar a Estados Unidos buscando refugio, ya sea porque tenían una residencia permanente o una protección de asilo.

"Los cubanos que tenían una situación segura en un tercer país no calificarán para asilo en Estados Unidos al amparo de esta decisión", explicó el abogado.

La orden del Tribunal de Distrito se basó en los errores cometidos por la administración de Trump para establecer su ley y no en una reflexión sobre lo que implica la política de asilo y sus efectos sobre migrantes y sobre la sociedad estadounidense.

En septiembre de 2019 Donald Trump tuiteaba por primera vez un mensaje en español y era referido justamente a su oposición a continuar otorgando asilo en Estados Unidos.

"No más falso asilo. No más detener y soltar. No más entrada ilegal en Estados Unidos" indicó el presidente.

Hasta el momento el fallo del juez solo limita temporalmente las pretensiones de la administración de Trump de revertir las leyes de inmigración vigentes, en especial las referidas a solicitudes de asilos.

Algo similar ocurrió recientemente cuando la Corte Suprema de los Estados Unidos se declaró en contra de eliminar el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que el presidente Trump intenta derogar desde el 2017.

Los jueces confirmaron que era ilegal la medida de Trump para poner fin a DACA, un programa creado durante la administración de Barack Obama para migrantes ilegales menores de edad conocidos como “dreamers”.

Sin embargo, en su sentencia los jueces de la Corte Suprema indican al actual presidente estadounidense cómo debe proceder en el futuro si desea que su ley sea aprobada. Muchos abogados de inmigración aseguran que se trata de una victoria que puede tener resultados positivos, pero podrían ser efímeros, porque la decisión no impide que Trump vuelva a intentar poner fin al programa.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985