Hospital Saturnino Lora Foto © CiberCuba

Denuncian pésimas condiciones del hospital Saturnino Lora en Santiago de Cuba

El líder de la opositora UNPACU, José Daniel Ferrer, publicó imágenes obtenidas por una cámara oculta en las que se observan las pésimas condiciones del histórico hospital provincial Saturnino Lora de Santiago de Cuba.

En un video de Youtube de la iniciativa "Cuba decide", puede verse como se aglomeran pacientes y familiares en el cuerpo de guardia de la instalación sanitaria, a pesar de que el país se encuentra en fase 2 de normalización tras la crisis del coronavirus.

La cámara muestra en otro momento los salones, las camillas y los colchones que usan los pacientes, los cuales se encuentran rotos, manchados y en lamentable estado de deterioro.

El video recorre el cuerpo de guardia, donde permanece un recluso de pie, sin zapatos, "en condiciones de salud bastante delicadas, esposado hasta en los pies" y el guardia está sin nasobuco.

Ferrer afirmó al respecto que las denuncias que recibe su organización —Unión Patriótica de Cuba (UNPACU)— sobre policías y otros agentes del Ministerio del Interior que no respetan las medidas sanitarias para evitar la propagación de la COVID-19 se han vuelto frecuentes en las últimas semanas.

"Hemos denunciado que los carceleros son los primeros en incumplir con las normas para evitar contagios por el coronavirus. Constantemente nos llegan imágenes de policías y ahora de carceleros que no usan la mascarilla", denunció.

Esta vez el oficial incumple con las medidas dictaminadas por el régimen para la prevención del contagio incluso al interior de un centro hospitalario.

De acuerdo con Ferrer, la situación descrita no es exclusiva de este hospital, recordado en la historiografía cubana por los sucesos del Cuartel Moncada.

"Esta situación del hospital provincial de Santiago de Cuba es muy común por los hospitales del país. Incluso situaciones aún peores. Esto se suma a malas prácticas médicas, malos tratos a pacientes, escasez de medicinas tanto en los hospitales como en las farmacias", afirmó.

A su juicio "la situación de sistema de salud pública en Cuba es bastante crítica", lo cual puede observarse a menudo en denuncias de muchas personas en las redes sociales.

Recordó, además, que recientemente varios medios de prensa publicaron varias acusaciones de robo contra el director general del Saturnino Lora, en medio de denuncias por malas condiciones de las instalaciones, y el estado de desnutrición y deterioro en que se encontraban varios pacientes.

El pasado 18 de abril todos los pacientes que se encontraban ingresados en el referido hospital fueron evacuados hacia otros centros asistenciales, y se destinó esa institución de salud a la atención exclusiva de los casos altamente sospechosos de COVID-19.

La instalación volvió a retomar sus servicios habituales el pasado 1 de junio, con el restablecimiento progresivo de sus prestaciones, como las salas de hemodiálisis, nefrología, cardiología y terapia intensiva.

Esta semana, sin embargo, un pastor santiaguero denunció los malos tratos recibidos por su familia en ese hospital, y que por negligencia médica su suegro perdió la vida tras una caída.

El pastor Jorge Luis Pérez Vázquez denunció una serie de irregularidades y negligencias médicas que terminaron con la vida de su suegro, Fernando Lora Crespo, en el Saturnino Lora.

Entre ellas, describió que el hombre llegó con fuertes dolores tras caerse de un poste eléctrico a las 2:00 pm, y no fue intervenido quirúrgicamente hasta las 06:00 pm, cuatro horas después.

De acuerdo con el testimonio, el paciente estuvo esperando por su operación por casi dos horas en una mesa de acero fría, sin condiciones de ningún tipo, y tras la operación fue colocado en una cama en condiciones "infrahumanas", donde para que el paciente estuviera reclinado hubo que colocar una silla debajo de la cabecera de la cama, relató el religioso.

"Desde las sábanas hasta la habitación, realmente decepcionante, la cama estaba rota, para que el paciente quedara con la cabeza levantada, le pusieron una silla para poder inclinarse. Después de protestar enérgicamente, cambiaron la cama por otra menos destartalada", explicó.

A pesar de los intensos dolores que refería Lora Crespo la enfermera de la sala de recuperación les dijo que hasta las 7:00 de la mañana no le correspondía la próxima inyección de dipirona, sin embargo, en horas de la madrugada, los familiares tuvieron que exigir la presencia de un médico alrededor de las 3:00 am porque el paciente no paraba de quejarse de fuertes dolores.

Lora Crespo falleció 33 minutos después, a 3:33 am sin asistencia y sin su familia conocer la causa de la muerte.  

El pastor que hizo la denuncia cuestionó la publicidad de Cuba como potencia médica, y señaló que esta situación que atravesó su familia parece ser frecuente en los hospitales del país. 

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985