Casa de Mariela Castro en Miramar Foto © CiberCuba

Coronavirus retrasa puesta en alquiler de mansión atribuida a Mariela Castro Espín en Miramar

Una mansión en Miramar, cuyos propietarios serían Mariela Castro Espín y su marido italiano Paolo Titolo, no ha entrado aún en el mercado cubano del alquiler en Moneda libremente convertible (MLC) debido al cierre de fronteras internacionales por la pandemia de coronavirus.

La casa, ubicada en la esquina que forman las calles 66 y 7ma. Avenida, en Miramar, está pintada de blanco, en su decoración interior hay pinturas de varios artistas cubanos y habría sido comprada a sus propietarios anteriores, dos familias que no quedaron contentas con la operación porque aún no han podido cobrar el monto total acordado con el matrimonio ítalo-cubano de Mariela y Titolo.

Una fuente cercana a los vendedores aseguró que ambas familias vendieron sus entonces dos casas a la hija más conocida de Raúl Castro Ruz y que no han podido cobrar todo el dinero acordado, pero evitó precisar si existe algún calendario de pago pactado entre ambas partes o si simplemente los compradores no quieren pagar la cantidad restante, que tampoco precisó.

CiberCuba no ha podido obtener un certificado del Registro de Propiedad del municipio Playa debido a las restricciones administrativas impuestas por la COVID-19 en La Habana y a la disposición del gobierno castrista, tras la entrada en vigor del Título IV de la Ley Helms-Burton, que endureció los requisitos para obtener certificados de propiedades de inmuebles y suelos en Cuba.

Vecinos de 7ma. Avenida e/ 66 y 70 confirmaron que en los meses previos "Mariela (Castro Espín) y su marido estuvieron viniendo todos los días, a las cuatro de la tarde, en vehículos diferentes, a comprobar el avance de las obras, que detuvieron cuando lo de las tres niñas muertas en el derrumbe de La Habana".

CiberCuba comprobó una de las visitas del matrimonio a su nueva propiedad, a la que Mariela llegó en Mercedes Benz Clase E 350, Modelo 2006-2008 y Titolo en un Hyundai Santa Fe (2013).

Vilma Rodríguez Castro, hija del General de Brigada Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, nieta de Raúl Castro y sobrina de Mariela Castro Espín alquila una lujosa mansión en Miramar, ubicada en calle 20 y 7ma. Avenida, no muy lejos de la casona que acaba de reparar su tía para ponerla en alquiler en dólares también.

En enero, el desplome de un balcón de un edificio ruinoso en el barrio de Jesús María, mató a las niñas María Karla Fuentes (12), que falleció en el instante, mientras que Lisnavy Valdés Rodríguez (12), y Rocío García Nápoles (11), murieron horas más tarde en el hospital.

Mariela Castro Espín y Paolo Titolo tienen como residencia habitual una mansión ubicada en el lujoso barrio de Siboney, en calle 206 esquina a 17, según la Sección de Inteligencia Ciudadana (I-CID), que coordina el jurista cubano Sergio Osmín Fernández Palacios, que reside en La Habana.

En julio de 2008, el General de Ejército Raúl Castro Ruz aseguró: "Socialismo significa justicia social e igualdad, pero igualdad de derechos, de oportunidades, no de ingresos. Igualdad no igualitarismo".

Un empresario español afincado en La Habana asegura que, tras la muerte de Vilma Espín Guillois, "Raúl Castro inició una relación amorosa con una señora más joven y sus hijos protestaron y -para callarlos- le regaló una casa a cada hijo".

CiberCuba no ha podido contrastar esa asignación de viviendas a los hijos de Raúl Castro en fuentes independientes, pero un jefe de sección del Ministerio del Interior mostró extrañeza ante el dato porque "Nilsa (Castro Espín) sigue viviendo donde siempre", en el edificio de Avenida 26 y Zapata, en el Nuevo Vedado, en referencia a la vivienda principal de Vilma Espín y su marido en La Habana.

La fuente reconoció que a Nilsa Castro Espín se le "cambia el carro cada cierto tiempo y ahora se le ha asignado un Peugeot moderno por razones de seguridad".

El discurso oficial y la realidad con datos

En junio, el Gobierno pidió a los cubanos que donaran dinero para financiar la producción de alimentos, en cuentas habilitadas en diferentes bancos de Cuba, generando una ola de críticas y descontento, que el mandatario Díaz-Canel intentó acallar calificándolas de "cuentas solidarias".

El Segundo Informe sobre Derechos Sociales del Observatorio Cubano de Derechos Humanos constató que casi la mitad de las viviendas de Cuba necesita reparación, que solo el 26% se conserva en buen estado y que el 5% de los inmuebles está en peligro de derrumbe, y que 120 mil casas tienen pisos de tierra.

En lo que va de año, han muerto cinco personas en 43 derrumbes de inmuebles en Cuba, donde un grupo de ciudadanos ha creado un Mapa de ruinas de La Habana, en Google Maps, que informa sobre la ubicación de casas y edificios en peligro de desplomarse y para que los transeúntes extremen la precaución a la hora de circular por las inmediaciones.

En marzo, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, pidió "dar un vuelco al tema de los subsidios y créditos para priorizar la entrega de materiales de construcción a núcleos familiares dispuestos a solucionar su problema habitacional por esfuerzo propio"; pero la parálisis socioeconómica generada por la epidemia de coronavirus dejó en tiempo muerto la exhortación del mandatario.

Las expertas Noris Tamayo Pineda y Marvelis Velázquez Reyes en su análisis sobre el subsidio como política pública de ayuda a la construcción y reparación de viviendas, critican las limitaciones legales y a la burocracia oficial que entorpece y ralentiza los esfuerzos de los cubanos para mejorar sus viviendas y proponen que el Ministerio del Interior, la Fiscalía General de República y los tribunales protejan mejor a los subsidiados que sufren estafas y engaños a manos de las entidades encargadas de tramitar y venderles los materiales de construcción.

"La satisfacción de la población que debe ser la razón fundamental de la Administración Pública", concluyen las dos especialistas vinculadas a la Universidad de La Habana.

El informe "Política de la Vivienda en Cuba" (2018), del Ministerio de la Construcción (MINCONS), informa que el país tiene tres millones 824 mil 861 viviendas, actualizado por el Censo de Población y Viviendas del año 2012 y la evolución del fondo de inmuebles con cierre junio del 2017.

El 39% de las viviendas en Cuba se encuentran en regular y mal estado técnico, con nueve mil 823 cuarterías y ciudadelas, que agrupan a 84 mil 452 viviendas, indica el informe ministerial.

El informe del MICONS contabiliza 117 mil 775 casas con pisos de tierra, 854 edificios en estado crítico en toda Cuba, de los que 696 inmuebles se ubican en La Habana, conteniendo seis mil 960 apartamentos, donde viven 849 mil 753 personas.

Hasta la fecha del informe, huracanes, ciclones y otros fenómenos meteorológicos habían provocado 60 mil 975 derrumbes totales en Cuba y los propietarios o inquilinos de 209 mil 861 viviendas siguen pendientes de reconstruir y repararlas.

En diciembre, la Asamblea Nacional de Poder Popular (ANPP) constató que -tras un año de entrada en vigor de un programa gubernamental de vivienda-  Cuba acumulaba un déficit de 929 mil 695 viviendas, de las cuales 527 mil 575 eran viviendas nuevas a construir y 402 mil 120 viviendas a rehabilitar, según una nota del periódico Granma.

En esa reunión, en la que participaron el presidente Díaz-Canel, el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez y el ministro de la Construcción, René Mesa Villafaña, las autoridades y diputados reconocieron que "el principal problema social acumulado que enfrenta Cuba hoy es el de la vivienda", siempre según Granma.

El ministro Mesa Villafaña calificó de "alentadores" los resultados del programa de viviendas, "gracias al sobrecumpliento del plan establecido para este 2019", cuando se terminaron 43 mil 700 viviendas, cifra superior en 10 mil 801 a la prevista en el primer año de puesta en marcha del plan gubernamental.

Santiago Lajes Choy, presidente de la Comisión de Industria, Construcciones y Energía de la ANPP, aseguró entonces que el plan de entrega de subsidios estatales para la construcción y reparación de viviendas se cumplió al 93 por ciento.

Con ese porcentaje de subsidios estatales entregados, se "terminaron 11 mil 525 Células Básicas Habitacionales de las 12 mil 444 planificadas" informó el diputado Lajes Choy, lamentando que "hay viviendas terminadas en el 2018, que aún no tienen el certificado habitable, con especial incidencia en Baracoa, en Guatánamo, y Habana del Este.

Datos sobre viviendas en Cuba / Twitter Asamblea Nacional del Poder Popular

En octubre de 1953, Fidel Castro, en su alegato de autodefensa en el juicio por al asalto al cuartel Moncada afirmó: "Hay piedra suficiente y brazos de sobra para hacerle a cada familia cubana una vivienda decorosa¨ y el lema que preside y usa el Ministerio de la Construcción de Cuba reza: "Revolución es construir".

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985