El alcalde de Miami, Francis Suárez. Foto © Captura de Youtube / Telemundo

Alcalde de Miami sobre huracán Isaías: “Pedimos que se preparen para quedarse en sus hogares”

El alcalde de Miami, Francis Suárez, subrayó este sábado las medidas que la ciudad estaba implementando ante la amenaza de Isaías y las acciones que la población debía realizar, pues el fenómeno meteorológico podría intensificarse en las próximas horas.

Suárez advirtió que Isaías es un huracán con vientos cuya velocidad máxima es de 85 mph, los cuales se pueden incrementar. “Aunque, por el momento, estamos sobre un aviso de tormenta tropical. Siempre, como sabemos a través de la experiencia, eso puede cambiar de un momento a otro, y podemos sentir vientos de huracán”, dijo en una conferencia a la ciudad.

“Les pedimos que se preparen para quedarse en sus hogares. Vamos a empezar a sentir vientos alrededor de las 2 de la tarde y eso sucederá durante aproximadamente 8 o 10 horas”, precisó.

“Hemos implementado diferentes medidas para prepararnos en cuanto a la tormenta. Los parques, piscinas y playas están cerrados. Las marinas y las rampas de botes también están cerrados. Obviamente no estaremos examinando personas para coronavirus durante algunos días y a los restaurantes les hemos ordenado que entren todo lo que esté fuera de los establecimientos”, agregó.

“También hemos inspeccionado todos los sistemas de drenaje de la ciudad de Miami, incluyendo las bombas que nos ayudan con inundaciones”, explicó. En mayo pasado, la ciudad sufrió serios desbordamientos de agua acumulada, luego de abundantes lluvias llegando a entorpecer el funcionamiento de negocios en áreas como Brickell.

Las precipitaciones atentaron entonces contra las empresas locales que intentaban recuperarse de los perjuicios económicos que ha traído consigo la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus.

“Estoy consultando con nuestro administrador de la ciudad porque Brickell y Mary Brickell tienen dos estaciones de bombeo con una capacidad de 50.000 galones por minuto, y estaban abrumadas o no funcionaban”, expuso Suárez por esos días.

Pero el condado de Miami-Dade se prepara ahora para los potenciales efectos del huracán Isaías a su paso por la costa este de Florida. El gobernador del estado, Ron de Santis, la emergencia en toda la costa este del estado, aunque las autoridades comunicaron que Miami-Dade no debía sufrir grandes afectaciones.

Sin embargo, el alcalde del condado, Carlos Giménez, insistió en que “nadie sabe lo que va a suceder”. De momento, Miami-Dade no contempla habilitar refugios, pero hay unos 20 centros listos para recibir a aquellos que necesiten ser evacuados, incluso con algunos medios para atender a pacientes que sean positivos a COVID-19.

Isaías ya hizo estragos en otros territorios, como el de Baracoa, en el oriente de Cuba. Allí provocó inundaciones costeras por la penetración del mar, que arrasó con varias casas en la zona baja y el litoral del municipio guantanamero.

También el fenómeno afectó parcial o totalmente los techos de un buen número de casas, tanto de tejas como de concreto, y derribó algunas paredes. Las calles quedaron cubiertas de escombros y pedazos de madera y zinc que el mar arrastró varias cuadras adentro.

Desde el jueves se reportaron en Baracoa vientos fuertes, con rachas de hasta 107 km/h. Durante la madrugada se registraron olas de entre cuatro y seis metros de altura y el viernes el municipio amaneció con inundaciones costeras.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985