Antobióticos vendidos en la bolsa negra de Caibarién Foto © Pedro M. González Reinoso

"Mermelada", el revendedor de medicinas más perseguido y deseado de Caibarién

Mermelada es el hombre más deseado y, al mismo tiempo, perseguido de Caibarién. La policía lo buscó para arrestarlo y decomisarle su mercancía, muchos vecinos van tras él para comprarle los medicamentos que le suministran boticarios y almaceneros de ENSUFEMA.

Los medicamentos revendidos son faltantes  que el “valiente salvador del desposeído”, como lo llaman algunos en Caibarién, va vendiendo discretamente y trasladándolos en jabas, bolsas y maletines para tratar de impedir que el posible decomiso policial dañe lo menos posible la valiosa carga, y que el arresto o multa de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) sean más proporcionados.

Don Mermelada sufre casi idéntica persecución, en intensidad y saña, por los muchos necesitados de medicamentos que no encuentran alivio ni remedios para sus incontables males ni en los centros espirituales de Caibarién.

Entre decenas de medicamentos genéricos y específicos a la venta, una compradora habitual de "Mermelada"  me suministró una lista de las diez medicinas más solicitadas por los habitantes de Caibarién, y su precio en pesos cubanos, que son también los menos frecuentes en las boticas peladas:

Enalapril (hipotensor): A un peso la pastilla (10 pesos el blíster)

Dipirona (analgésico): A dos pesos la tableta (20 el blíster)

Aspirina: A un peso la tableta (40 el paquete)

Ciprorfluoxacina (antibiótico): A 50 pesos el frasco

Sulfaprim (antibiótico): A tres pesos una tableta. Antes venía en envase de 20 pastillas, pero ya no viene en su caja.

Amoxacilina (antibiótico): A cinco pesos la tableta, 150 el paquete.

Cefalexina (antibiótico): A 50 pesos el blíster.

Montelukast (bronco dilatador) de 10 mg: A 30 pesos el blíster o 100 pesos el frasco de 30 tbs.

Prednisona (esteroide) : A 20 pesos el blíster.

Amitriptilina (ansiolítico): A 25 pesos el blíster.

Todos los antibioticos, excepto Azitromicina de 500 mgs. y las Penicilinas Rapilenta, Cristalina y Benzatínica que por el momento, se pueden comprar en las farmacias, tuvieron los enfermos de Caibarién que pagarlos, hace muy poco a 5 CUC el bulbo, en establecimientos piratas cercanos al hospital y los policlínicos.

Igual sucede con los medicamentos regulados por el famoso “tarjetón”, por ejemplo, los imprescindibles para que respiren los asmáticos, como el Salbutamol en spray.

Un escándalo causó entre los caibareniénses saber que solo existía Sulfaprim endovenoso en los centros hospitalarios provinciales, pero que el antibacteriano de más amplio espectro, Rosefin, podía adquirirse en casas particulares y candongas, a través de mulas que los trajeron de afuera, y algunos vecinos que los tenían en reserva para casos graves.

Analgésicos en bolsa negra / Foto: Pedro M. González Reinoso

Médicos, enfermeras, y el personal de servicio,  conmovidos por la carencia, indicaban a los enfermos y recién llegados al cuerpo de guardia con alguna infección grave, en dónde hallar lo que seguramente fuera robado o desviado de esos mismos establecimientos por gente inescrupulosa, movidos por el afán de lucro.

Desde  el año pasado escasean 30 fármacos, entre los que destacan el codiciado y extinto Nitrazepam, en una nación con notables índices de personas con ansiedad y trastornos emocionales.

"Bueno, es que no queda mucho con que matarse. Cero alcohol ni fósforos, soga para ahorcarse, machetín para degollarse ni químicos compuestos con los cuales envenenarse, y ya ni sale un triste tren hacia ningún destino y quizá por eso, esta gente (el gobierno) no se ha preocupado de surtir Nitrazepam porque sabe que los potenciales suicidas están en baja", dijo la clienta de "Mermelada",

El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, dijo que su gobierno garantizaría doce medicamentos y oxígeno medicinal, pero nunca se ha publicado oficialmente la lista ni se ha informado cifras de medicamentos en las farmacias, donde los cubanos, incluidos enfermos crónicos y ancianos, soportan largas colas con vigilias de madrugada para no perder su turno.

Archivado en:

Pedro M. González Reinoso

(Caibarién, 1959). Promotor cultural independiente. Periodista y escritor, actor y transformista que se mete en la piel de Roxy Rojo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985