Rastra que transportaba la carga de cabillas Foto © Captura de imagen / Televisión Cubana

Policía de Granma impide el robo de más de 3 mil kilogramos de cabillas en el oriente de Cuba

Dos choferes de la Empresa de Transporte del Ministerio de la Construcción intentaron robar 3 mil kilogramos de cabillas, el equivalente a lo que se necesita para hacer tres viviendas en Cuba. La policía de Granma interceptó e incautó la mercancía, antes de que pudiera ser vendida.

Las cabillas se transportaban en 2 rastras. La policía los detuvo y al verificar la carga y los documentos de factura, no coincidían con la orden de transportación. Los conductores intentaron sobornar a los oficiales, pero estos se mantuvieron intransigentes y condujeron a ambos ciudadanos a la estación policial más cercana.

El modo de trabajo en este delito incluía a varias personas. La carga procedía de la empresa productora de aceros inoxidables, ACINOX, de Las Tunas y estaba destinada a la Comercializadora Escambray en Santiago de Cuba.

La policía de Granma detectó además que en la mercancía incautada faltaba parte de la carga que posteriormente fue recuperada en la vivienda de un ciudadano. El coste del material era de 10 CUC por tira de cabilla, lo que sumaba un monto total de 1500 CUC, que no llegaron a ser pagados. Estos receptadores serán acusados por actividad económica ilícita y por cohecho.

La Televisión Cubana informa sobre operativos policiales y la cruzada contra las ilegalidades que impulsa el gobierno de Díaz-Canel desde que se inició la crisis del coronavirus. Hace solo unas semanas reportaron otro robo de materiales de construcción en una empresa provincial de La Habana.

La policía en esa ocasión interceptó un camión con 450 metros cuadrados de losas cerámicas. En el delito están implicados trabajadores de tres empresas estatales de la capital. Las losas de fabricación nacional provenían de la base de almacenes Escambray Habana, ubicada en Boyero.

Los individuos implicados en ese desvío de recursos, planeaban la comercialización en el mercado informal y utilizaban como almacén la casa de uno de ellos en Arroyo Naranjo, donde fueron encontrados los materiales.

En mayo el Ministerio del Interior (MININT) cubano en la provincia de Villa Clara desarticuló dos presuntos negocios ilícitos, consistentes en el desvío de sacos de cemento y un cargamento de ropa al por mayor para ser vendidos en el mercado negro.

En ambos casos, se usaban como transporte los vehículos de empresas estatales. En el primero, tras una denuncia telefónica, las autoridades policiales del municipio de Cifuentes detectaron que había un ciudadano descargando desde un camión hacia su vivienda cien sacos de cemento. Al proceder al registro, la policía encontró otros 292 sacos en el interior del inmueble.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985