Noel Díaz Matos Foto © Cubalex/ Facebook

Gobierno cubano acusa a opositor enfermo y casi ciego de organizar una salida ilegal del país

El opositor político Noel Díaz Matos fue acusado por las autoridades de Cuba de un delito de salida ilegal del territorio nacional, tras haber sido detenido en su casa en La Habana el pasado 1ro. de septiembre.

El activista tiene 60 años y es miembro del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR).

Según denunció Cubalex en su muro de Facebook, Díaz Matos padece de hipertensión y de cirrosis hepática y ha perdido toda la visión del ojo izquierdo, por lo que le sería imposible participar en la construcción de una balsa, como afirma la policía.

“En las inmediaciones del terreno donde se ubica su casa fue encontrada una balsa casera. El activista sostiene que producto a que prácticamente está ciego, no podía visitar esa parte de sus tierras y desconocía que se fabricaba una embarcación. Se le pide de uno a tres años de privación de libertad”, declaró la organización.

Esto fue confirmado por la hija del detenido, Yahima Díaz, quien explicó a CubaNet que un grupo de personas estaba construyendo una balsa en el fondo del terreno donde está su casa, “pero él nunca va para allá atrás porque no ve nada de nada”.

“La policía se lo llevó y dice que en los interrogatorios le han dicho que hay detenidas 26 personas y que todo el mundo dice que él era quien organizaba todo”, detalló Yahima.

Por otra parte, el disidente no está recibiendo la atención médica que requiere ni tampoco sus medicamentos. Durante el proceso de instrucción penal presentó un dolor muy fuerte en el estómago y los agentes esperaron más de 24 horas para llevarlo a un hospital, denunció Cubalex.

Durante esa visita a la institución de salud su hija logró verlo unos minutos en el baño.

“No le creyeron lo del dolor”, cuestionó.

La joven relató que los médicos ordenaron hacerle análisis de orina y de sangre y una placa. También le dieron “una duralgina y una furosemida para que pudiera orinar, pero con el apuro que tenían los policías no le dejaron hacer el análisis de orina, solo le hicieron el de sangre y una placa”, criticó Yahima.

“Desde hace cinco años mi padre no ve nada. En el hospital la policía lo trató como si fuera un trapo. Se cayó, le gritaron: ‘Dale, camina’ y le dieron halones”, añadió.

Acerca del fármaco que debe tomar para intentar detener la pérdida de visión, dijo que “se lo administran cuando quieren y no cuando le toca”.

Díaz Matos fue imputado por un delito de salida ilegal del territorio nacional previsto en el Código Penal, el cual en su artículo 217.2 establece que “El que preste ayuda material, ofrezca información o facilite de cualquier modo la salida ilegal de personas del territorio nacional, incurre en sanción de privación de libertad de uno a tres años o multa de trescientas a mil cuotas”.

El MONR presentó un habeas corpus en el tribunal provincial de La Habana, en el que denuncia que al momento del arresto no medió una “orden válida” ni “fue instruido de cargos”.

Además, el documento precisa que se violaron todos los requisitos del debido proceso, porque lo mantuvieron aislado e incomunicado durante varios días sin “presentarlo ante un funcionario autorizado por la ley para ejercer funciones judiciales”.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985