Miguel Díaz-Canel y Donald Trump. Foto © Cubadebate / Wikimedia Commons

Díaz-Canel llama régimen al Gobierno de EE.UU

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel llamó “régimen marcadamente agresivo y moralmente corrupto” al Gobierno de Estados Unidos, durante su intervención este martes en Naciones Unidas.

“Hablamos de un régimen marcadamente agresivo y moralmente corrupto, que desprecia y ataca al multilateralismo, emplea el chantaje financiero en su relación con las agencias del sistema de Naciones Unidas y con una prepotencia nunca antes vista se retira de la Organización Mundial de la Salud, de la UNESCO y del Consejo de Derechos Humanos”, aseguró refiriéndose a la nación norteamericana.

Díaz-Canel aprovechó la ocasión para lanzar críticas al capitalismo, sin reparar en las deficiencias que el sistema cubano presenta a la sombra del comunismo.

“Hoy somos dolorosos testigos del desastre al que ha conducido al mundo el sistema irracional e insostenible de producción y consumo del capitalismo, décadas de un injusto orden internacional y de aplicación de un crudo y desenfrenado neoliberalismo, que ha agravado las desigualdades y sacrificado el derecho al desarrollo de los pueblos”, dijo.

Para el gobernante, el neoliberalismo “separa y desecha a millones de seres humanos, condenándolos a sobrevivir con las sobras del banquete del uno por ciento más rico” del mundo.

Asimismo, elogió las respuestas del sistema cubano a la pandemia: “Un Estado socialista organizado, responsable de velar por la salud de sus ciudadanos, con capital humano altamente calificado y una sociedad con elevado grado de participación popular en la adopción de decisiones y en la solución de sus problemas”, resaltó.

Según Díaz-Canel, el régimen ha enviado más de 3 mil 700 colaboradores, organizados en 46 brigadas médicas, a 39 países y territorios afectados por la COVID-19, si bien varios países han señalado tales “misiones” de los galenos como una forma de explotación laboral.

La víspera, los senadores estadounidenses Marco Rubio y Bob Menéndez introdujeron un nuevo proyecto legislativo para combatir la trata de médicos cubanos y restablecer el programa de refugio para profesionales de la salud que escapen de las misiones en el exterior.

Durante la intervención, Díaz-Canel también pidió la democratización de la ONU para responder “de manera efectiva a las necesidades y aspiraciones de todos los pueblos”, algo que fue criticado por el Gobierno de Estados Unidos.

“Tanto como la solución a la pandemia, urge ya la democratización de esta indispensable Organización, para que responda de manera efectiva a las necesidades y aspiraciones de todos los pueblos”, dijo el gobernante cubano.

Ante esas palabras, Morgan Ortagus, vocera del Departamento de Estado de EE.UU., expresó: “El presidente Díaz-Canel habló de democratizar a la ONU, pero no a su país”.

“Él viola convenciones internacionales de trabajo que Cuba ha firmado, y sus falsas palabras sobre tratar a las personas con "dignidad" enmascaran su huella de injusticias y abusos a los derechos humanos”, escribió Ortagus en Twitter, acompañando el texto con una imagen de la detención del periodista independiente Boris González Arenas, durante la marcha LGBTI en mayo de 2019, la cual sufrió la represión de las autoridades del régimen.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985