Foto © Guardia Civil

Detenido cubano integrante de una banda dedicada al tráfico de marihuana en España

La Guardia Civil española arrestó a 12 personas, de ellas al menos un cubano, acusados de cultivar y distribuir marihuana en todo el país.

La banda -compuesta por españoles, cubanos y colombianos de entre 21 y 51 años- tenía cinco plantaciones, cada una con unas 600 plantas, en el interior de viviendas vacías que previamente ocupaban en Vega Baja (Alicante, Valencia).

El total de la droga incautada durante la operación fue de 2.953 plantas de marihuana maduras, 1.628 gramos de cogollos ya envasados para su distribución, así como varias dosis de cocaína, MDMA y aceite de hachís para el consumo propio de la banda, según datos difundidos por la Guardia Civil.

El valor en el mercado negro de la marihuana se estima en unos 60.000 euros. Fueron intervenidos también dinero, vehículos de alta gama y otros artículos de lujo.

Las autoridades precisan que los traficantes disfrutaban de un alto nivel de vida, y precisa que los cabecillas llegaban a gastar en una sola noche más de 2.200 euros en botellas de una conocida marca de champán.   

Fue la denuncia de un ciudadano a finales del mes de enero por la ocupación de una vivienda, la que puso en alerta a las autoridades. Al realizar el informe técnico pericial de la casa ocupada, los agentes sospecharon que el lugar había estado destinado al cultivo de marihuana. Ahí comenzó una investigación que ha durado varios meses, debido al modo de operar empleado por la banda.

Modus Operandi

Localizaban viviendas desocupadas de gran tamaño, con suficiente espacio exterior y piscina, en distintas localidades de la Vega Baja, y se aseguraban de que los propietarios iban a demorar en percatarse de que los inmuebles habían sido ocupados.

Expedían un contrato de alquiler falso, con identidades extranjeras, que utilizaban para poder dar de alta algunos suministros, y una vez instalados, realizaban reformas.

Dos de los miembros de la banda eran los encargados de realizar las instalaciones de abastecimiento de luz y agua, y de acondicionar las estancias para llevar a cabo el cultivo interior de marihuana, asesorados por uno de los miembros que tenía estudios de agronomía.

El cultivo interior de marihuana permite obtener una cosecha abundante en poco tiempo, pero se requieren conocimientos técnicos. 

Los dos cabecillas, de 23 y 28 años, eran el nexo de unión del resto del grupo y se encargaban de planificar la logística. El resto de los implicados llevaban a cabo labores de jardinería y custodia de las plantaciones. Los de más confianza eran los elegidos por los cabecillas para realizar el transporte de la marihuana.

Tenían contratados servicios de alarma, videovigilancia y poseían todo tipo de armas. En cada vivienda, había perros de raza potencialmente peligrosa.

De los detenidos, ocho son hombres y cuatro mujeres, y se les imputan varios delitos de tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, usurpación de vivienda, falsedad documental, defraudación de fluido eléctrico, daños y pertenencia a organización criminal.

Tras su puesta a disposición judicial, siete de ellos han ingresado en prisión sin fianza, y los otros cinco han quedado en libertad con medidas cautelares. Las autoridades no han precisado el número de arrestados que hay de cada nacionalidad.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985