Vajilla Duralex Foto © Twitter / Álvaro Díaz

Quiebra Duralex, el imperio de una vajilla muy popular en Cuba

La compañía francesa Duralex, productora de una de las vajillas más famosas del mundo por ser "indestructible", se ha declarado en la quiebra luego que presentara problemas de caja al reducir su producción.

Un tribunal comercial de Orleans, Francia, decretó este miércoles la actual crisis de la compañía aunque la gerencia aseguró que la plantilla continúa "trabajando y cobrando" a día de hoy.

"Se congelan las deudas de la empresa el día de la apertura del trámite. (…) Al finalizar el inventario de todos los créditos por parte de los representantes legales, la empresa podrá proponer un plan de recuperación por continuación", expresó la gerencia en una carta dirigida a sus 248 empleados, según recoge Le Monde

En 2017 la empresa, con sede en La Chapelle-Saint-Mesmin, tuvo problemas en uno de sus hornos y desde entonces ha presentado problemas de caja, agudizados por la actual crisis financiera, donde han perdido el 60 por ciento de la facturación por el cese de las exportaciones, explicó el presidente Antoine Ioannidès.

La salida más próxima para la solución de esta crisis será la venta de la compañía y aseguran que hay varios compadrores potenciales, aunque se desconoce poco más.

"Con la ayuda (…) del tribunal comercial de Orleans, continuaremos las negociaciones", explicaron desde la gerencia.

No sería la primera vez que Duralex presenta problemas de capital. En el 2008 estaba en manos de un empresario turco y se vio obligado a liquidar las acciones, antes de ser adquirida por el actual equipo directivo.

La empresa comenzó sus trabajos con el vidrio templado a 700 grados y de enfriado súbito en la década del 30 del pasado siglo, aunque no fue con vajillas sino con lunas de autos. En 1945 decidió ampliar su producción y es cuando comenzaron a elaborar vasos o platos que tenían una resistencia especial y si se rompían se dividían en pequeños fragmentos que evitaban heridas.

Su nombre proviene de la máxima latina Dura lex, sed lex: la ley es dura, pero es la ley.

La popularidad de las vajillas Duralex, primero transparentes y luego ámbar o verdes, se expandió en todo el mundo por su bajos precios y en Cuba muchos hogares las llevaron a la mesa durante muchos años. Incluso algunas se conservan en perfecto estado y se han convertido en patrimonio familiar.

Archivado en:

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985