Azotea del hotel Meliá Internacional de Varadero. Foto © ACN/ Bárbara Vasallo

Siembran hortalizas en la azotea del Hotel Internacional de Varadero

El Gobierno de Cuba ha ordenado que las terrazas y azoteas de los hoteles sean utilizadas para sembrar hortalizas y verduras, en un intento por aumentar la producción de alimentos, en medio de una severa escasez que la pandemia de coronavirus no ha hecho más que empeorar.

Aprovechando la ausencia de turistas en sus instalaciones, en la azotea del hotel Meliá Internacional de Varadero se han creado pequeñas parcelas donde se plantan vegetales y plantas aromáticas, cultivadas por los trabajadores del sector.

En este momento seis empleados del centro se dedican a sembrar rábanos, habichuelas, maíz, albahaca, menta, hierba buena y otras especies, en un esfuerzo por incrementar la escasez de víveres.

Siembra en una terraza del Meliá Internacional de Varadero. Foto: ACN/ Bárbara Vasallo  

Según reveló a la Agencia Cubana de Noticias Amado Acosta, subdirector general del hotel, la experiencia ha sido positiva, pues tanto la cocina como las áreas donde se ofertas bebidas se nutren de estos productos cultivados en la propia instalación, lo cual será un valor agregado para los visitantes una vez que se reanude la actividad hotelera.

Además del Meliá Internacional, otros 29 recintos ubicados en la Península de Hicacos, en Matanzas, cosechan en pequeñas parcelas o canteros verduras típicas que se emplearán luego en sus cocinas, como una especie de autoconsumo.

Liván Izquierdo Alonso, presidente del Consejo de Defensa Provincial de la provincia, convocó a los trabajadores del turismo a ofertar esos productos en puntos de ventas, hasta tanto no comiencen a llegar visitantes a la ciudad balneario.

Esta medida no es más que la respuesta a la máxima dirección del régimen, que ha convocado a la población a sembrar donde sea: en patios, huertos, jardines, macetas..., para intentar paliar la severa escasez de alimentos que atraviesa el país.

En junio pasado, el entonces coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), Carlos Rafael Miranda, insistió en que los cubanos debían cultivar hasta en sus macetas.

“No podemos dejar ningún espacio, ninguna parcela, ningún pedacito de tierra, incluso hemos demostrado que, con macetas, con varias formas de poder tener en algún lugar, aunque sea en un edificio, en un balcón, una mata de algo que dé alimentos”, dijo ante la prensa.

El exespía Gerardo Hernández, quien meses después sustituyó a Miranda al frente de los CDR, también pidió a sus compatriotas que sembraran calabaza y criaran animales en sus patios, para mitigar la falta de productos.

“Si cada CDR produce una calabaza, y son 138 000 en el país, entonces serían 138 000 calabazas de más, decimos una por poner un número, pero lo cierto es que si cada uno de nosotros pone a producir el pedacito de tierra que pueda es menos alimentos que tiene que importar el país”, afirmó.

“Esa es una misión de los cederistas cubanos, aunque el enemigo se burle de iniciativas como estas, se burlan los mismos que apoyan el bloqueo y quieren rendirnos, iniciativas de este tipo, como lo es la agricultura familiar, nos ayudaron a resistir los embates del período especial y ahora tenemos que retomarlas”, agregó.

“Por eso es vital que cada cual aporte un poquito. Retomaremos con la agricultura urbana, suburbana y familiar todo lo que tiene que ver con la producción de alimentos, que no es la solución para garantizar el ciento por ciento de la comida, pero alivia...”, aseguró.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985