Miguel Álvarez Sánchez detrás de Ricardo Alarcón y hablando a la prensa Foto © Prensa Latina

Miguel Álvarez, exsecretario de Alarcón condenado por espionaje, agoniza en una cárcel cubana

Miguel Álvarez Sánchez, quien fuera durante dos décadas el secretario del expresidente del Parlamento cubano Ricardo Alarcón, se encuentra muy grave en una cárcel de La Habana, donde cumple una condena de 30 años por espionaje.

Álvarez Sánchez, un antiguo oficial de la inteligencia cubana, fue arrestado en 2012 junto a su esposa, otra agente de inteligencia nombrada Mercedes Arce, y ambos condenados en diciembre de 2013 a 30 años y 15 años de prisión, respectivamente.

Ahora su hijo, Noel Álvarez, está denunciando en las redes sociales que su padre está muriendo. Él asegura que ambos, su padre y su madrastra, son inocentes de todos los cargos y que fueron sometidos a un “oscuro proceso”.

“El juicio fue secreto, en un juicio militar, para que nadie pudiera cuestionar, porque en un proceso donde no se presentaban prueba alguna sobre la culpabilidad de los acusados”, dijo.

“Ellos, no sólo, nunca han  reconocido, ni han aceptado, ninguna de las acusaciones que les hicieron, sino que todo el tiempo hemos estado apelando según lo permite la ley cubana”, agregó.

Noel reveló que hace dos años Álvarez Sánchez le envió una carta al gobernante Miguel Díaz-Canel, de la que nunca recibió respuesta.

En la misiva, cuya copia fue publicada por Noel en su cuenta de Facebook en agosto pasado, Álvarez Sánchez denunciaba que jamás se cumplió el debido proceso ni se respetó la presunción de inocencia.

“Mi padre tiene cáncer hace ya un tiempo, hace un par de meses lo llevaron desde la prisión de Guanajay, dónde estaba cumpliendo su condena, a la sala de presos del Hospital Nacional porque su condición, producto de la metástasis ha ido empeorando”, detalló Noel.

“Desde un poco antes y teniendo en cuenta que las fronteras están cerradas y sus tres hijos, que vivimos en México, yo desde hace 11 años y mi hermano y hermana hace mucho más tiempo, hemos pedido que nos dejen comunicarnos con él por una llamada telefónica, para poder de alguna manera, ‘despedirnos’. Hemos dicho además que esa llamada podemos hacerla nosotros para que no le cueste a Cuba ni un centavo y como siempre, el silencio por respuesta”, cuestionó.

Noel Álvarez afirmó que él y su familia han manejado el asunto de forma discreta, sin conceder ni una sola entrevista a ningún medio para no perjudicar aún más a su padre.

“No hemos hecho nada que pueda afectar la imagen de la revolución, pero a la ‘revolución’ eso le ha importado poco. Nadie nos ha dado respuesta. Nos dan la cara funcionarios de base, sin ningún poder de decisión”, denunció.

“¿Dónde está el humanismo de la revolución? Mi padre está mal, puede morir en cualquier momento. Va a morir completamente sólo, nadie cercano de la familia que está allá va a poder acompañarlo, va a morir sin haber podido hablar con sus hijos, sólo porque alguien, ¡no sé quién!, no tomó la decisión”, concluyó.

Al momento de su detención, en marzo de 2012, Miguel Álvarez era el asesor principal de asuntos internacionales y políticos de Ricardo Alarcón, jefe de la Asamblea Nacional.

Según los tribunales cubanos, Álvarez le pasaba información secreta a su esposa, quien por su parte la vendía a compañías privadas en México.

Durante el proceso penal seguido contra el matrimonio, del que la prensa oficialista jamás divulgó nada, Ricardo Alarcón, de 75 años, fue sacado del Buró Político del Partido, concretamente en julio de 2013.

Alarcón, un cercano colaborador de Fidel Castro, había estado al frente del Parlamento durante dos décadas. Con anterioridad fue ministro de Relaciones Exteriores, desde 1992 a 1993, cuando el fallecido dictador quiso sustituirlo por Roberto Robaina, en ese entonces líder la Juventud Comunista.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985