Calle de Nuevitas, camagüey (imagen referencial) Foto © Facebook / René Alejandro Díaz

Un cubano espera desde 1998 para arreglar su vivienda destruida por el huracán Georges

La vivienda de Leoncio Rodríguez Terencio, vecino de la calle Miriam número 21, del reparto Pastelillo en Nuevitas, Camagüey, se destruyó en 1998 tras el paso del huracán Georges y desde entonces el cubano espera por terminar la construcción que le permita disfrutar de un espacio digno para vivir.

Tras el paso del fenómeno meteorológico por el país, Rodríguez Terencio inició el proceso burocrático que le permitiría adquirir los materiales para construir su nuevo hogar, contó a Juventud Rebelde en la columna Acuse de Recibo.

Le fue entregado una parte de los recursos, pero no alcanzaron y asegura que un grupo de funcionarios de la Unidad Municipal Inversionista de la Vivienda trabajaron mal y aunque ya no se encuentran esas personas en sus puestos de trabajo, su casa "cayó en el hoyo del abandono".

Para mayor desgracia, el expediente de su caso desapareció de la empresa que se encargaba de proporcionarle los materiales de la construcción, por tanto no aparece en los planes de seguimiento y terminación de viviendas.

A pesar de contar con el apoyo del delegado de la circunscripción, que defiende su caso en todos los espacios posibles, y de tener despachos con dirigentes del Gobierno en Camagüey,hasta el momento Rodríguez Terencio no ha recibido una respuesta concreta que le permita solucionar su problema.

"Es doloroso ver la cantidad de viviendas que en pocos meses se les ha dado inicio y terminación, y la mía, que comencé hace tantos años, sigue inconclusa y sin esperanza alguna", opinó el cubano ante la prensa oficialista.

En 1998 pasó por el Caribe el huracán Georges con vientos de hasta 120 kilómetros por hora y lluvias de gran intensidad las provincias orientales de Cuba. 

En Camagüey el 57 por ciento de las viviendas están calificadas de regular o mal, según datos oficiales del Ministerio de la Construcción de 2018. Ese mismo informe reveló que en la isla hay más de 209 mil viviendas afectadas por diferentes tormentas tropicales y huracanes y de esas más de 40 mil son anteriores al Sandy, que pasó por la isla en 2012.

Son varias las historias de damnificados que esperan pacientemente a que las autoridades resuelvan sus demandas y les permitan acceder a una vivienda digna. 

Desde hace 12 años un cubano de Las Tunas espera a que le faciliten el acceso a materiales de la construcción. Mientras tanto la autoridades locales solo le piden que espere o le cobran por insumos que nunca llegan a sus manos.

Archivado en:

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985