Ismael Boris Reñí Foto © Facebook / Ismael Boris Reñí

Activista de la UNPACU sobre represión en Cuba: "La dictadura demuestra que nunca fuimos libres"

El opositor cubano Ismael Boris Reñí aseguró que dos agentes de la Seguridad del Estado le golpearon, provocándole una herida en la cabeza y varias contusiones en el cuerpo.

El incidente tuvo lugar este sábado 10 de octubre, en horas de la noche, cuando caminaba por su barrio en La Habana

"La dictadura demuestra una vez más que nunca fuimos libres, seguimos siendo esclavos", denunció a través de las redes sociales.

Cuenta que en el momento de la detención se encontraba junto a Yunior González Rosabal, activista de UNPACU, quien también fue agredido.

Según narró el opositor, los dos oficiales -uno de ellos identificado como Maykel- se encontraban sentados en uno de los lados del oscuro camino.

"Se me lanzaron encima y me derribaron contra el suelo", explicó en el video.

Tras ser llevado a la estación de policía, los uniformados aseguraron que la herida en la cabeza se la provocó el opositor con una piedra, algo que él niega y argumenta que además le dieron en el torso con la tonfa que llevan los militares cubanos.

En la herida de la cabeza le dieron tres puntos y se puede ver la ropa manchada de sangre, producto de las heridas.

José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba, explicó en Twitter que los hechos tuvieron lugar frente a los hijos de Ismael Boris Reñí.

Este sábado 10 de octubre varios opositores y activistas cubanos fueron recluidos en sus viviendas por la Seguridad del Estado, para impedirles salir o que recibieran visitas. Se organizaron actos de repudio frente a sus domicilios y un importante grupo fue arrestado de manera arbitraria.

Sobre el incidente, organismos internacionales se pronunciaron este fin de semana y exigieron al Gobierno cubano que respete los derechos humanos de los cubanos y les permita expresarse libremente, sin temor a ser reprimidos.

Cubalex contabilizó que al menos 17 personas fueron conducidas a diferentes estaciones de policías este sábado por negarse a cumplir las órdenes arbitrarias impuestas, aunque ya fueron puestas en libertad.

El periodista independiente  Héctor Luis Valdés Cocho, uno de los asediados por la policía, fue multado con dos mil pesos cubanos por "usar incorrectamente el nasobuco en las vías públicas, ómnibus, autos e interiores de los centros laborales y de servicios", según el Decreto número 14 del Consejo de Ministros.

Archivado en:

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985