Bárbaro Piñero buscará ascender en el sistema de fincas de Boston Red Sox

“Mi etapa para firmar fue larga, entre malos manejos y la espera de mis papeles pasé 2 años y medio hasta lograr el objetivo".

Bárbaro Piñeiro Foto © Facebook del deportista

El lanzador cubano Bárbaro Piñero llegó a República Dominicana en 2017 cuando tenía 18 años. En aquel entonces era jugador de posición y sus papeles se retrasaron tanto que pensó que tendría que regresar a Cuba con el rostro de la derrota, como sucedió con varios de sus compañeros. Sin embargo, una luz apareció al final del túnel y logró firmar en septiembre de 2019 con los Medias Rojas de Boston.

La luz no fue más que el poder de su brazo. Piñero ha alcanzado las 95 millas con la recta y los scouts de Boston firmaron al derecho por contrato de liga menor. 

Piñero, de 21 años, nació en Nueva Gerona, Isla de La Juventud. A los siete años comenzó en el béisbol, aunque no fue captado para la EIDE hasta su último año sub-15. El entonces jardinero y lanzador integró el equipo Cuba 11-12 al primer Mundial de la categoría. El espigado pinero repitió los resultados en las categorías sub-15 hasta sub-18. Entonces ocurrió lo que viene siendo una constante en el béisbol de la Isla desde hace más de un lustro.

“Decidí salir de Cuba y llegar al profesionalismo ya que siempre fue un deseo de pequeño ser jugador profesional, también pasé por muchos momentos que me hicieron pensar en eso. En varias ocasiones obtuve buenos resultados en mis campeonatos nacionales sin ser reconocido, pero más que todo me motivó el deseo de jugar en el mejor béisbol del mundo”, confiesa.

Bárbaro Alejandro salió de Cuba el 24 de diciembre de 2017, destino a Venezuela, en compañía de sus padres. Pasaron más de siete meses y no existían avances con la agencia libre, el permiso de trabajo que necesita un beisbolista para firmar con una franquicia de MLB.

“Decidimos venir a República Dominicana”, cuenta.

“Mi etapa para poder firmar fue larga, entre malos manejos y la espera de mis papeles pasé 4 años para lograr mi firma. Gracias a dios, el apoyo de mi familia, mis dos agentes y mi entrenador que me apoyaron hasta el final”, dijo a CiberCuba.

No obstante, la posición de jardinero no fue la que más causó interés por Piñero. Los Medias Rojas le vieron potencialidades con su brazo y se interesaron por el cubano que debió realizar una transición en la que dice haberse sentido bien.

“No fue tan fuerte. En Cuba ya había lanzado, era un jugador que donde estuviera lograba adaptarme muy bien a la posición. Gracias también a mi entrenador Julio de la Cruz, que me transmitió su experiencia como pitcher profesional”.

Al final fue su misma esperanza y devoción al juego la que permitió cumplir ese “primer sueño” del pelotero que es llegar al profesionalismo. Piñero tuvo que reconvertirse a lanzador y ahora suelta bombas superiores a 90 desde el montículo. Ha aprendido la calma que requiere tener el control de los pitcheos. Ha incorporado el cambio y la curva, hasta el momento la organización no quiere que agregue más lanzamientos.

En tiempos donde el Covid-19 ha fracturado la economía del béisbol y los equipos han depedido a decenas de peloteros en sus sistemas de Ligas Menores, Piñero persiste en la búsqueda por continuar escalando de nivel y superarse a sí mismo.

“Las expectativas que tengo son seguir subiendo de nivel en la franquicia a la que pertenezco y a la que estoy muy agradecido. Quiero seguir subiendo sin limitación en mi carrera hasta llegar a las Grandes Ligas”.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Francys Romero

Escritor, reportero y periodista deportivo de CiberCuba. Miembro de la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA). Autor de "El sueño y la realidad. Historias de la emigración del béisbol cubano (1960-2018)". Ha sido citado por ESPN Magazine, New York Times, Washington Post, entre otros

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba