Graciela Marino-Reyes Foto © Miami-Dade Corrections

Detienen a maestra de educación especial de Miami-Dade por presunto abuso infantil

Una maestra de alumnos de la enseñanza primaria con necesidades especiales, en el Distrito Escolar de Miami-Dade, fue detenida esta semana después de ser acusada de maltratar a dos de sus estudiantes.

Graciela Marino-Reyes, de 60 años, fue despedida de su trabajo en la escuela primaria Auburndale Elementary, tras ocho años de labor en el sector educacional público.

La docente enfrenta cargos por negligencia y abuso infantil por la manera en que trató a dos pequeños en su centro, reveló una información de Local 10 News.

Marino-Reyes fue acusada de agarrar a un menor de la muñeca y llevarlo a un baño, empujarlo hacia adentro y cerrar la puerta. Al parecer, lo dejó encerrado y sin supervisión durante varios segundos.

El segundo hecho refiere que la profesora golpeó a otro niño “en la zona superior de la espalda con el puño cerrado”, según el informe de la denuncia.

Los detectives del Distrito Escolar entrevistaron a la maestra, quien negó las acusaciones.

Del primer caso relató que el alumno tenía las manos alrededor del estómago “como si estuviera experimentando dolor”, y por ello lo acompañó a un baño donde lo puso sobre un cambiador. Además, dijo que había dejado la puerta abierta con una silla mientras ella salía a buscar un pañal. Asimismo, negó haber golpeado al otro niño.

Los detectives refieren que un testigo aseguró que vio a un niño levantarse de su mesa en varias ocasiones. A la tercera vez, Marino-Reyes “lo sentó con fuerza en su silla colocando ambas manos sobre sus hombros”.

De acuerdo con el testimonio, el chico gritó, pateó a la maestra y se tiró en el suelo, ante lo cual ella lo levantó y lo golpeó con el “puño cerrado”.

Fue entonces cuando otro alumno empezó a llorar por lo que había visto y, según el relato del testigo, la profesora lo agarró por las manos y lo condujo al baño, hacia donde lo empujó. La persona declarante asegura que fue ella quien liberó al niño de su encierro.

El Departamento de Policía Escolar de Miami-Dade anunció que está investigando las acusaciones.

Por el momento, el Distrito de Escuelas Públicas de Miami-Dade emitió una declaración sobre el incidente.

“Las Escuelas Públicas del Condado de Miami-Dade están profundamente preocupadas por las serias acusaciones hechas contra la empleada. No se tolerará una conducta como la que se le acusa. Tan pronto como surgieron las acusaciones, fue reasignada fuera del entorno escolar en espera del resultado de una investigación por parte del Departamento de Policía Escolar de Miami-Dade. Como resultado del arresto de esta semana, su empleo será despedido y no podrá buscar trabajo futuro con el Distrito”, informó el organismo.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985