Puerto de Qingdao, China Foto © Twitter / @loveqingdao

Detectan muestra de coronavirus activa en paquetes de bacalao congelado en puerto de China

El Gobierno de China informó haber hallado una muestra de coronavirus activa en paquetes de bacalao congelado, provenientes del exterior.

“Es la primera vez en que el nuevo coronavirus vivo se ha aislado en el envoltorio exterior de alimentos en la cadena de frío y que se confirma que el contacto con el empaquetado contaminado puede causar contagio”, indicó el Centro Nacional de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) del gigante asiático en un comunicado oficial.

El hallazgo se produjo en el puerto de Qingdao, ciudad que recientemente reportó un rebrote de la COVID-19, tras detectar 13 nuevos casos positivos.

No se ha precisado el país de procedencia de esta mercancía, pero más allá de culpabilizar, lo que intenta China es demostrar la evidencia de que el virus pueda mantenerse activo por largo período en una superficie congelada, lo que supone que pueda transmitirse en viajes de mucha distancia.

El CDC trazó el origen del brote y condujo hasta dos estibadores del puerto que tocaron esa carga. Los hombres habían sido asintomáticos y pasaron la cuarentena en un hospital de la ciudad.

Según indica el diario español El País, el hospital que recibió los casos no desinfectó sus equipos de manera adecuada y el virus se transmitió a otros pacientes y personal médico antes de que se detectaran los contagios.

Sin embargo, Reuters entrevistó al epidemiólogo Jin Dong Yan, de la Universidad de Hong Kong, quien señaló que el CDC no descarta que los estibadores pudieran infectarse en otro lugar y fueran ellos los que, al manipular el cargamento lo contaminaran.

El CDC había detectado anteriormente muestras de coronavirus en productos congelados llegados del exterior, pero el patógeno no estaba activo.

El Sars- Cov-2 puede sobrevivir en los billetes, el cristal y el acero inoxidable hasta 28 días, según un estudio de la agencia nacional de la ciencia de Australia (CSIRO, por sus siglas en inglés).

Si el virus usa los productos refrigerados como portadores esto favorecería su propagación "transfronteriza y a larga distancia", por lo que las autoridades sanitarias chinas recomendaron a los trabajadores que manipulen alimentos congelados extremar las medidas de prevención.

Al público general, en cambio, se le informó que puede comprar alimentos con normalidad, dado que la COVID-19 no se contrae a través del aparato digestivo, pero que se recomienda mantener los alimentos frescos separados de los congelados para evitar contaminación.

En junio, las autoridades sanitarias de Pekín detectaron restos del virus en las tablas que se utilizaban para cortar salmón importado en un mercado. Esto originó un brote de magnitud considerable que provocó que el gobierno chino  hiciera inspecciones más exhaustivas de productos congelados llegados del extranjero.

Desde junio se ha encontrado restos del coronavirus en 22 muestras de un total de 670 000 analizadas, lo que le ha llevado a prohibir, entre otros, cargamentos de alas de pollo procedentes de Brasil y de pescado indonesio.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985