Una madre protesta en centro de aislamiento en Sancti Spíritus Foto © Collage Captura de Facebook/Lianny Enríquez

Madres protestan porque sus hijos pasan hambre en un centro de aislamiento en Cuba

Las pésimas condiciones en que permanecen confinadas más de 120 personas en un centro de aislamiento en Sancti Spíritus ha generado protestas, especialmente de madres que se sienten impotentes de no poder proteger a sus hijos -ya no solo del coronavirus- sino de pasar hambre.

No limpian el lugar, el hacinamiento contribuye a que si hay algún positivo los otros internos se puedan contagiar con facilidad, la comida es mala, pasan hambre y para colmo no les permiten que sus familiares puedan traerles alimentos de sus casas, a pesar de que en un inicio les dijeron que sería posible siguiendo ciertas normas de higiene.

"Y aquí los vejigos muriéndose de hambre, que lo que da es pena (....) Porque son todos una partida de descarados. Esto es demasiado ya lo que están haciendo ustedes", se escucha que grita una mujer entre lágrimas a un policía, custodio del lugar, que no permitió que un hombre entregara una bolsa con alimentos.

"Se cree que porque tienen el traje de p... ese tienen que abusar de nosotros", añadió, en imágenes compartidas por Lianny Enríquez, una de las cubanas internas en el centro de aislamiento que ya hizo pública una queja similar en días anteriores.

"Tienen a uno preso, muerto de hambre aquí. Dicen que es mentira lo que está pasando aquí, caballero", se escucha gritar a otra de las confinadas.

"Es un abuso lo que tienen con nosotros. Los niños llorando porque tienen hambre. Entonces dicen en las redes que es mentira. Nada de esto es mentira. Es verdad, es verdad. Y dicen que nos van a meter 3 mil pesos de multa". añade.

"Lo que nos dan es sancocho, un refresco, un pan que sabe a cucarachas para los niños, para que se alimenten, y después nos amenazan con que nos van a meter 3.000 pesos de multa. Si fuera por mí no importa, pero es mi niño el que está llorando", dice en otro momento la madre que protagoniza la protesta a una de las personas que les llevan alimentos.

“Nos tienen como si fuéramos unos puercos en los corrales. Si ustedes no tienen culpa nosotros menos”, añade.

Lianny Enríquez ha publicado varios vídeos en Facebook en los últimos días donde, además de mostrar la explosión de ira de una de las madres, dio detalles de la situación que padece desde finales de octubre, cuando fue internada junto a su hijo menor de edad en la facultad de Enfermería de la ciudad de Sancti Spíritus, habilitado como centro de aislamiento pese a no contar con las condiciones requeridas, algo que reconocen los propios funcionarios de salud.

"Desde el día 24 de octubre estamos aquí 127 personas, no se sabe quién es positivo, todos juntos (…) No nos vienen a limpiar el baño, no se han podido ni bañar los niños. Ahora mismo a esta hora de la noche 10:30PM (del miércoles) vienen a buscar a dos niños que son positivos", dijo, y precisó que tampoco están “pidiendo atenciones de un hotel", solo condiciones dignas.

“En seis días tengo un deterioro físico y mental bastante brutal”, afirma, e insiste en que las condiciones en que están conviviendo no son las adecuadas. Cita el ejemplo de que la limpieza, que tras mucho pedirla, consistió en echar dos pomos de cloro en el piso. Eso sin contar que los baños ni se han tocado siquiera.

"Estamos cansados (…) Llevamos seis días aquí, que nos están acaballando, pasando hambre, necesidades", añadió en otro momento, y dijo que ni los médicos quieren subir a los albergues por temor a contagiarse.

“Mis publicaciones no son con fines políticos”, precisa la joven, sino “con fines humanitarios, de solidaridad y para hacer un llamado de atención a los directivos que estén al frente de estos temas de salud, higiene y epidemiología”.

“Todas las personas no tenemos la misma capacidad para entender y para soportar porque cuando hemos intentado dar quejas de la situación lo que hemos recibido son amenazas”, concluyó.

Lianny Enríquez ya había denunciado recientemente que en el centro de aislamiento habían recibido amenazas por protestar por las malas condiciones del lugar, donde están recluidos niños, mujeres y ancianos.

Entonces aseguró que las personas que están al frente del centro de aislamiento habían faltado a su palabra, ya que en un principio dijeron que permitirían a los familiares de los pacientes llevarles bolsas con comida, siempre que se cumplieran determinados protocolos sanitarios.

La cubana pidió que se evaluara la posibilidad de mantener a las personas aisladas en sus viviendas, realizar allí el PCR y de dar este positivo, entonces ingresar por medicación al positivo.

No es la primera denuncia que se hace en Sancti Spíritus respecto a los centros de aislamiento. En la Escuela Especial Jesús Betancourt, de Trinidad, los pacientes que fueron trasladados a ese sitio denunciaron que las autoridades sanitarias se desentienden de la situación.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985