La vacuna de Moderna no estará disponible hasta la primavera Foto © Imágenes de referencia

Moderna anuncia que su vacuna contra el coronavirus ha demostrado una efectividad del 94,5%

La farmacéutica Moderna Inc. anunció este lunes que su vacuna contra el coronavirus ha demostrado una efectividad del 94.5 por ciento, según los primeros resultados de su análisis, todavía en proceso.

Los investigadores aseguraron que los resultados fueron mejores de lo que se habían atrevido a imaginar.

Moderna es la segunda empresa que informa datos preliminares sobre una vacuna aparentemente exitosa, alentando las esperanzas de contener una pandemia que ha infectado ya a más de 53 millones de personas en todo el mundo y ha matado a más de 1,2 millones.

La farmaceútica se unió así a Pfizer, que en colaboración con BioNTech, informó hace una semana de una vacuna que era más del 90 por ciento efectiva.

Al menos otras 10 compañías también están realizando ensayos de Fase 3 en una carrera global para producir una vacuna, incluidos esfuerzos en Australia, Gran Bretaña, China, India y Rusia. Otros 50 candidatos se encuentran en las primeras etapas de prueba.

Los investigadores prueban las vacunas inoculando a algunos participantes del estudio y dando a otros placebos, y luego observando a los dos grupos para ver cuántas personas se enferman. En el estudio de Moderna, 95 personas contrajeron el coronavirus: cinco que fueron vacunadas y 90 que recibieron inyecciones de placebo de agua salada. Estadísticamente, la diferencia entre los dos grupos fue muy significativa. Y de los 95 casos, 11 fueron graves, todos en el grupo de los placebos.

Los resultados fueron analizados por una junta de monitoreo de seguridad de datos independiente, designada por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

Moderna, con sede en Cambridge, Massachusetts, desarrolló su vacuna en colaboración con investigadores del Centro de Investigación de Vacunas, que forma parte del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

El Dr. Anthony S. Fauci, director del instituto, dijo en una entrevista con The New York Times: “Había dicho que estaría satisfecho con una vacuna 75 por ciento efectiva (...) Pensé que estaríamos bien, pero el 94,5 por ciento es muy impresionante ".

Pfizer y Moderna anunciaron los hallazgos en comunicados de prensa, no en revistas científicas, y las compañías aún no han revelado los datos detallados que permitirían a expertos externos evaluar sus afirmaciones. Por tanto, los resultados no pueden considerarse concluyentes. Los estudios continúan y las cifras de eficacia pueden cambiar.

Tanto la vacuna de Moderna como la de Pfizer usan una versión sintética del material genético del coronavirus, llamado ARN mensajero o ARNm, para programar las células de una persona y que produzcan muchas copias de un fragmento del virus. Ese fragmento dispara alarmas en el sistema inmunológico y lo estimula a atacar, en caso de que el virus real intente invadirlo.

Los investigadores dicen que será importante determinar si las vacunas funcionan igual de bien en personas mayores y en jóvenes, algo que Moderna aseguró haber confirmado en agosto. También quieren saber si las vacunas evitan que las personas propaguen el virus, un resultado ideal que podría ayudar a sofocar la pandemia.

Otra gran incógnita es cuánto tiempo durará la inmunidad proporcionada por las vacunas.

Una preocupación adicional es que ambas vacunas deben almacenarse y transportarse a muy bajas temperaturas (veinte grados bajo cero, en el caso de la de Moderna), lo que podría complicar su distribución, particularmente en áreas de bajos ingresos en climas cálidos. Aunque ambas vacunas están hechas de ARNm, sus requisitos de temperatura difieren porque usan fórmulas de grasa diferentes y patentadas para encapsular y proteger el ARNm, dijo Ray Jordan, portavoz de Moderna.

Otras vacunas contra el coronavirus que se están desarrollando actualmente solo necesitarán refrigeración. Si se manejan incorrectamente, las vacunas pueden volverse inactivas.

Este lunes Moderna dijo que los investigadores habían descubierto que su vacuna tenía una vida útil en el refrigerador más larga de lo que se pensaba anteriormente (30 días, no siete), y puede durar hasta 12 horas a temperatura ambiente.

Tanto Pfizer como  Moderna esperan postularse en unas semanas a la Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés) para recibir una autorización de emergencia y comenzar a vacunar a la población. Además de la evidencia de efectividad, las empresas también deben presentar dos meses de datos de seguridad sobre al menos la mitad de los participantes.

Moderna tiene previsto fabricar antes de final de año 20 millones de dosis para su distribución en EE.UU., y producir entre 500 y 1.000 millones de dosis en 2021. Según informa el diario español El País, la empresa ya trabaja con dos cadenas de suministro, una en EE. UU. y otra en Europa, con una etapa final en los laboratorios farmacéuticos Rovi, en Madrid.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985