Movimiento San Isidro Foto © Facebook /Movimiento San Isidro

Activistas del Movimiento San Isidro cumplen 48 horas en huelga de hambre

Los activistas del Movimiento San Isidro que se encuentra acuartelados en su sede desde el lunes, acaban de cumplir 48 horas de huelga de hambre, y su estado físico se va debilitando.

Luis Manuel Otero Alcántara, de 32 años, Maykel "Osorbo" Castillo, de 37 y Esteban Rodríguez, de 32, están en huelga de hambre y sed, por lo que corren el mayor riesgo. A las 3:00 de la tarde de este viernes, cuando cumplieron exactamente 48 horas sin comer ni beber agua, tenían una frecuencia cardiaca de 74, 37 y 70 latidos por minuto, respectivamente.

En huelga de hambre, pero ingiriendo agua, están la reportera de CiberCuba Iliana Hernández, de 47 años, Oscar Casanella, de 42, Osmani Pardo, de 31 y Adrián Rubio López, de tan solo 18, el más joven de los 14 activistas que se encuentran en la sede del Movimiento San Isidro.

Movimiento San Isidro

Los siete activistas se encuentran debilitados físicamente, pero firmes en sus exigencias al régimen cubano y su defensa de la libertad y los derechos humanos.

Los huelguistas tomaron esta decisión el miércoles, luego de que los agentes de Seguridad del Estado que los tienen sitiados los dejaran prácticamente sin opción cuando les cortaron los suministros y le quitaron los alimentos y el dinero a la vecina que los estaba ayudando.

"Queremos enfatizar que ellos nos han arrojado a la huelga de hambre. Esa decisión fue también una medida de sobrevivencia para Omara Ruiz Urquiola, pues al contar la comida que quedaba, nos dimos cuenta que no alcanzaba para todos", puntualizó Anamely Ramos en redes sociales.

La Seguridad del Estado mantiene sitiada desde el lunes la sede del Movimiento San Isidro, sin permitir que nadie se acerque, ya sea a unirse a los huelguistas o a llevarles comida. Incluso, a la madre de Iliana Hernández la forzaron a entrar en una patrulla de policía cuando intentó ver a su hija, cuya vida corre peligro con la huelga de hambre.

La madrugada del jueves, los activistas despertaron a causa del fuerte olor de un líquido químico que echaron por debajo de la puerta. Los represores aprovecharon la distracción para echar más líquido por el techo y contaminar el agua de la cisterna, que no solo abastece a esa casa.

"Suelten al Denis, por favor. Ustedes saben que los que estamos aquí somos pacíficos y estamos pidiendo una cosa que es justa. Aquí hay gente que está lista para morirse. Los que estamos aquí estamos listos para morirnos. Lo están demostrando los que están haciendo huelga de hambre y sed que es hasta el final, ustedes los conocen. Aconséjense, llámense a capítulo y hagan las cosas como hay que hacerlas", advirtió a través de una directa de CiberCuba el activista Niovel "Abu" Tamayo. 

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985