Agentes de la Seguridad del Estado sin mascarilla Foto © CiberCuba

Operativo policial viola medidas sanitarias para desalojar a los huelguistas de San Isidro

El operativo policial que las autoridades cubanas montaron el jueves para desalojar a los miembros del Movimiento San Isidro de su sede, no respetó medidas sanitarias establecidas para evitar contagios de coronavirus.

Tal como muestran imágenes captadas por testigos en el lugar, al menos dos de los oficiales que dirigieron la acción estaban con la mascarilla bajada a la altura de la barbilla, dejando la nariz y la boca al descubierto, lo cual es imprescindible para no infectarse ni contagiar -en caso de estar enfermo.

Un video publicado en el muro de Facebook de la usuaria Alicia Alonso, permite ver el momento en que una ambulancia se aleja de la casa, situada en la calle Damas 955, de donde los huelguistas y sus compañeros habían sido sacados a la fuerza.

El material deja ver cómo poco a poco comienzan a acercarse al lugar decenas de curiosos, niños incluidos, que aunque llevan la mascarilla, no guardan la distancia de seguridad que los expertos sanitarios recomiendan para impedir nuevos contagios.

También el periodista independiente Maykel González Vivero, quien informó del desalojo del MSI por la Policía, subrayó en su cuenta de Twitter que la esquina de San Isidro y Damas estaba "como si hubiera una pelea callejera o un escándalo".

Incluso, un vecino contó a González Vivero que frente a la casa se realizó un acto de repudio, antes de la violenta irrupción de las fuerzas represivas.

Todo ello contradice totalmente el supuesto propósito del operativo, que según medios de prensa oficialistas se efectuó debido a la violación por parte del escritor Carlos Manuel Álvarez del protocolo de salud que Cuba exige a los viajeros que arriban al país.

Carlos Manuel Álvarez Rodríguez había llegado días atrás a Cuba procedente de Estados Unidos y decidió acudir a la sede de San Isidro, para visibilizar la situación de los huelguistas y brindarles su apoyo in situ.

El jueves, el régimen envió a tres supuestos médicos a buscar a Álvarez, y le dijeron que el test de coronavirus hecho en el aeropuerto de La Habana estaba alterado. Además, lo acusaron de haber violado la ley sanitaria, al proporcionar una dirección diferente a donde estaba en ese momento.

El también periodista, quien antes de viajar a Cuba se realizó un PCR que dio negativo, respondió que solo se haría uno nuevo con la condición de no abandonar el lugar donde se encontraba.

Minutos después, agentes de la Seguridad del Estados rompieron la puerta de la vivienda y lograron entrar, para sacar a todos los activistas a la fuerza.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba