Vigilia de oración por la libertad de Cuba en Iglesia de la Caridad en Camagüey

Los fieles piden la ayuda intercesora de la Virgen, “que supo decir sí, a pesar del miedo”.

Misa en la Iglesia de la Caridad en Camagüey (Imagen Referencial) Foto © Parroquia Nuestra Señora de La Caridad, Camagüey Cuba/ Facebook

La Pastoral Juvenil de la diócesis de Camagüey realizó en la noche del 28 de noviembre una vigilia de oración por Cuba e invitó a todos los que quisieran a unirse a la iniciativa.

“A los pies de La Virgen de la Caridad, Madre y Patrona del pueblo cubano, ofrecemos a Jesús nuestras intenciones por Cuba, en esta víspera del adviento”, señaló la convocatoria de la celebración, programada para las 8:30 pm en la Iglesia de La Caridad de la ciudad agramontina, y que congregó a unas 200 personas.

En el templo, presidido por una imagen de la Virgen de la Caridad, se expuso en el altar el Santísimo Sacramento. Los congregados entonaron el himno nacional cubano, cantaron himnos litúrgicos y pidieron la intercesión de Santa María por el pueblo de Cuba; la ayuda de la Virgen “que, en libertad, supo decir sí a Dios. Sí, a pesar de Herodes. Sí, a pesar del miedo”.

La convocatoria recibió el apoyo de una multitud de usuarios de las redes sociales. “Noche de oración por la libertad de Cuba a los pies de la Virgen, desde la Iglesia de La Caridad en Camagüey. Mi gente es valiente y siempre han tenido muy claro de qué lado están; orgullosa de mi familia y amigos”, escribió Patricia Méndez,  residente en Estados Unidos.

“Fuerza, chicos, estamos con ustedes en la oración desde La Habana”, dijo Adrián Martínez, desde la capital. “Rezamos juntos porque Cuba duele”, apuntó Leonardo Benito. También desde Madrid llegaron mensajes de apoyo.

La vigilia de oración por Cuba se celebró en medio de la tensión por los sucesos en torno al Movimiento San Isidro (MSI), cuyos integrantes han sido objeto de acoso y descalificaciones, fomentados por la Seguridad del Estado y por los medios de comunicación oficialistas. El clímax de esta atmósfera de hostilidad fue el desalojo de sus miembros de la vivienda del artista Luis Manuel Otero Alcántara, (donde radica la sede del grupo, a lo que siguió en reacción, el 27 de noviembre, la espontánea concentración de cientos de jóvenes artistas ante la sede del Ministerio de Cultura.

La Iglesia cubana ha estado al corriente de la situación de los activistas del MSI. El cardenal de La Habana, Juan de la Caridad, en su homilía del 27 de noviembre, apuntó: “Nuestro José Martí nos enseñó sobre el amor en Cuba. Ha escrito: ‘Nunca he de llamar vil a un cubano que no piense como yo. El amor es la mejor ley. La única fuerza de esta vida es el amor. La única ley de la autoridad es el amor’”.

Asimismo, sin mencionar directamente a ninguna de las partes, imploró a la Virgen de la Medalla Milagrosa: “Ruega por tus hijos y ponte en medio de ellos para que nadie insulte a nadie, nadie golpee a nadie, nadie mate a nadie, y todos bañados por tu luz del amor hagamos de esta tierra la más hermosa que ojos humanos han visto”.

Por su parte, dos miembros del MSI, las activistas Anamely Ramos González y Omara Ruiz Urquiola, solicitaron al purpurado que interviniera para lograr la puesta en libertad del rapero Denis Solís, condenado a prisión por un supuesto delito de desacato,  y el cese del hostigamiento de las autoridades contra los jóvenes del Movimiento.

Ambas opositoras, de fe cristiana, pidieron la mediación de la Iglesia en “una crisis que ni está creada por nosotros, ni es nueva; nace de décadas de coacción y violencia”.

El sacerdote Alberto Reyes, párroco de Guáimaro, municipio que pertenece a la diócesis camagueyana, elogió en una publicación en su muro de Facebook al Movimiento San Isidro y sus recientes acciones en la capital cubana.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba