Wilmar Verdecia, el joven cubano que grabó el ataque con gas pimienta el 27 de noviembre en el MINCULT. Foto © Wilmar Verdecia / Facebook

Wimar Verdecia, el joven que grabó el ataque a la protesta del MINCULT: "Definitivamente era gas pimienta"

Wimar Verdecia es uno de los 50 jóvenes intelectuales cubanos que el pasado viernes 27 de noviembre fue atacado por siete policías cuando se dirigía a la protesta del Ministerio de Cultura (Mincult). "Definitivamente era gas pimienta", dijo ayer a CiberCuba en referencia al producto con que le rociaron la cara para hacerlo desistir de reincorporarse a la concentración.

Ocurrió en el momento en el que el también director de la publicación independiente xel2 (que se distribuye con El Toque), pretendía sumarse junto a la protesta que decenas y decenas de artistas protagonizaron a las puertas del Mincult, reclamando al Gobierno de Cuba espacios de libertad de expresión, de creación y derecho al disenso, justo un día después del desalojo por la fuerza de la sede del Movimiento San Isidro.

En conversación con CiberCuba, este artista plástico, también graduado de Comunicación Social, asegura que tres de los siete policías  que lo atacaron con gas pimienta a él y a otros jóvenes comenzaron a lanzar spray, primero al aire y luego, uno de ellos, recomendó al resto que apuntaran a la cara. Entre los agresores había un "caballito" (Policía de Tránsito).

Verdecia había pasado todo el día en la manifestación, pero decidió ir con una amiga a comprar comida y algo para calmar la sed y poder aguantar más tiempo frente al Mincult. Al regreso, se dio cuenta de que las Fuerzas de la Seguridad del Estado cubano habían cortado la luz.  En ese momento comprendió que algo malo podía pasar.

Fue entonces cuando sacó su teléfono y empezó a hacer directas "esperando lo peor", comenta a este diario. Y lo peor llegó en forma de ataque con gas pimienta a los ojos.

Wimar Verdecia recuerda que la Policía cercó la concentración de artistas y que el ataque con gas pimienta sólo afectó al medio centenar que intentaba unirse a la sentada desde la confluencia de las calles Línea y 2.

"Ese momento fue muy tenso. Estuve 45 minutos con los ojos irritados. Mis amistades empezaron a enviarme vídeos de camiones cargados de militares que venían hacia el MINCULT, pero para entonces ya se había llegado a un acuerdo con el viceministro. Con él se acordó que pudiéramos salir de ahí sin ningún otro incidente".

"A pesar de la tensión y el miedo, la gente mantuvo la calma y estuvo cantando canciones de Teresita Fernández, Carlos Varela o X Alfonso. Fue un momento que ayudó a disipar la tensión con arte".

Su versión difiere de la de los fieles al Gobierno cubano que descalifican la información sin contar con que las víctimas del ataque iban a dar la cara y podían sacarles las vergüenzas.

Es lo que le ocurrió a la periodista oficialista Aixa Hevia, que tachó en Facebook de fake news la noticia del ataque con gas pimienta. Sin embargo, la llamó a capítulo, en el mismo post, una de las damnificadas por el método represivo empleado por el Gobierno de Cuba ante una manifestación pacífica en la que no hubo mayores incidentes que los protagonizados por las fuerzas encargadas de garantizar el orden (apagón y gas pimienta).

"Aixa, con todo el respeto que usted merece, este titular (Fuerzas policiales atacan con gas pimienta a jóvenes que se dirigían al Ministerio de Cultura) no es mentira. Yo estuve entre los muchachos que rociaron con gas cuando intentábamos llegar al Mincult por Línea y 2. Si no lo hubiera vivido, tampoco lo creería. Pero me tocó estar ahí, para dar fe de su certeza", le escribió en su muro Glenda Caridad Boza Ibarra.

A pesar de su testimonio, la periodista oficialista no corrigió su error y se tragó un comentario que consiguió 28 me gusta: más de la mitad de los recibidos por la publicación difamatoria.

En la misma línea, Julio César Guanche reprochó a la vocera oficialista la ceguera política que padece: "Aixa Hevia Gonzalez, tuve 4 personas justo a mi lado que lo recibieron (el gas pimienta). Tenían problemas de respiración, ojos muy rojos y estaban visiblemente afectados. No fueron los únicos que recibieron gas de ese tipo de tubo de spray policial. Cualquiera allí presente pudo verlo con sus propios ojos", le respondió en el post de Facebook.

La internauta Yalenis Figueredo le puso la tapa al pomo: "Julio César, es que no hay peor ciego que el que no quiere ver", en referencia al post difamatorio compartido por una mujer que fue vicepresidenta de la UPEC.

Comentarios de víctimas o testigos del ataque con gas pimienta a intelectuales que protestaban en el MINCULT. Foto: CiberCuba.

El vídeo que Wimar Verdecia compartió sobre lo ocurrido es bastante elocuente. Aunque la imagen no se ve bien porque la Seguridad del Estado cortó la luz, sí se escuchan los gritos de los jóvenes atacados con gas pimienta. Pero ni siquiera esta agresión fue respondida con violencia por los intelectuales cubanos que, finalmente, consiguieron reincorporarse a la protesta.

Cuando lo hicieron, treinta representantes de los artistas allí reunidos se encontraban 'dialogando' con el viceministro de Cultura, Fernando Rojas, quien se comprometió a rebajar el hostigamiento contra los miembros del Movimiento San Isidro, revisar los casos de Luis Manuel Otero y Denís Solís o volver a sentarse a 'dialogar' para buscar una respuesta a las demandas de más espacio de libertad de expresión y creación.

Sin embargo, sus promesas no aguantaron 24 horas. Antes de que pasara un día de la reunión, la propia artista Tania Bruguera echaba en cara que se hubieran violado tres de los cinco acuerdos alcanzados.

Así vio Wimar Verdecia la ruptura del diálogo. Foto: CiberCuba

Este miércoles, al menos tres integrantes del Movimiento San Isidro han sido detenidos: Luis Manuel Otero, Iliana Hernández y Claudia Genlui. El diálogo ha hecho aguas.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.