Berto Demis Cruz Diaz denuncia abuso policial en Cuba. Foto © Berto Demis Cruz Diaz / Facebook

Detenido por negarse a quitar la chapa a su moto tras una inspección policial

El conductor cubano Berto Demis Cruz Díaz denunció ayer en Facebook que fue a dar a un calabozo de la Policía Nacional Revolucionaria en La Habana por negarse a retirar la chapa de su moto con sidecar, al entender que es un acto que corresponde a las autoridades de Tránsito.

El pasado 11 de diciembre Cruz Díaz fue detenido por la patrulla 919 en la que viajaban los agentes identificados con los números 28407 y 10356 que no quisieron identificarse por sus nombres y apellidos. 

En principio, los agentes de la PNR sólo querían hacerle una inspección técnica a su moto con sidecar. Tras realizarla, concluyeron que como al accionar el freno de mano, no chillaba la rueda trasera del sidecar había que retirarle la chapa y sacar el vehículo de circulación.

En lugar de proceder a hacerlo ellos mismos, como agentes de la autoridad, le pidieron al propietario de la moto que lo hiciera él. Al negarse, se lo llevaron detenido a la Unidad de Capri, en el municipio de Arroyo Naranjo.

Una vez encarcelado, los agentes procedieron a hacer un registro en la moto y encontraron un cuchillo oxidado junto a las herramientas que llevaba el conductor en el vehículo y vieron el cielo abierto para poder justificar la detención, acusándolo de posesión de arma blanca.

"No procedía desde un inicio y por demás era completamente arbitrario y sin sentido. Típico de la política de este sistema y la policía inútil a su servicio para maltratar al pueblo y no a la delincuencia", escribió Cruz Díaz en su muro de Facebook.

Tras cinco horas detenido, los policías pretendieron que Cruz Díaz les firmara un acta plagada de faltas de ortografía, en la que podía leerse "cuchillo con oja occidada" en lugar de "cuchillo con hoja oxidada".

"Me negué a firmar tal disparate y pedí hablar con el político o el oficial de guardia, pero se negaron. Una hora después decidieron soltarme porque no procedía el delito y me entregaron el cuchillo, la moto sin chapa ni circulación y una multa de tránsito de 12 puntos", cuenta el agraviado.

Berto Demis Cruz no quería marcharse de allí sin hablar con el mando que dirige todo ese despropósito, pero se lo impidieron. "Me sacaron de la unidad y me dijeron q tenia que dar las gracias por no dejarme preso", comenta en su post de Facebook.

Si hoy está libre es porque él utilizó el civismo frente a la fuerza. "En todo momento mantuve la calma y defendí mis derechos con un respeto inmerecido hacia ellos", cuenta.

A cambio de su civismo, recibió malos tratos de las fuerzas  de seguridad que tienen encomendado mantener el orden público.

Como resultado de esa detención arbitraria, en los antecedentes de Cruz Díaz ha quedado registrada la detención por "posesión de arma blanca" porque una vez introducida en el sistema, le dijeron que no se la pueden borrar, aunque reconocen que no procedía en su caso.

"Parece q todo esto es un error de sistema...", resumió el detenido, que concluyó preguntándose hasta cuándo los cubanos vamos a soportar "que nos sigan pisoteando".

Lo que le ha pasado a Berto Demis Cruz Díaz es una más en el rosario de irregularidades policiales denunciados por cubanos de a pie en las redes sociales.

A mediados de septiembre pasado, un joven cubano fue multado con 2 mil pesos cuando la Policía lo detuvo en un municipio distinto al suyo llevando en su moto un paquete de pollo que le habían regalado unos hermanos de religión.

Por un paquete de pollo fueron detenidos él y su acompañante, un pastor evangélico, y conducidos a una unidad de Policía. Los acusaron de comprar en un municipio distinto al suyo, una norma que ya no está vigente.

Una situación similar contó a CiberCuba finales de noviembre pasado el cubano Juan José Martínez, de 31 años. Según su testimonio, él salió de su trabajo y tuvo la mala fortuna de cruzarse con un grupo de entre seis y siete personas que a esa hora estaban ingiriendo bebidas alcohólicas en la vía pública. Los borrachos terminaron asaltándolo, pero lo peor fue que al llegar la Policía, lo arrestó por desorden público y lo multó sólo a él con 30 pesos.

"Me dijeron que si no firmaba la multa no me iban a dejar salir del calabozo. Me acusaron de desorden público y a los delincuentes que me asaltaron y me intentaron robar no les hicieron nada", dijo a este diario.

Estos no son casos aislados. El pasado 7 de noviembre, un grupo de vecinos de la Isla de la Juventud salió en defensa de un ciudadano que fue agredido por las Tropas de Prevención por mostrar su inconformidad con las colas.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba