Miguel Díaz-Canel Foto © Escambray/José Manuel Correa

Díaz-Canel dice que política de Trump hacia Cuba fue un "fracaso rotundo"

El gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, dijo este jueves que la política hacia la isla del presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, ha sido “un fracaso rotundo y notorio”. Indicó también que Cuba está dispuesta al diálogo “sobre cualquier tema” con la nueva administración con el fin de retomar un acercamiento entre ambos países, aunque puso condiciones.

“Comprometido con los sectores más rabiosamente anticubanos de ese país, ha desatado contra Cuba en este período una guerra sórdida, con la absurda pretensión de ponernos de rodillas, de romper la resistencia de la Revolución y obligarnos a realizar concesiones, tanto en política exterior como en nuestra realidad interna. Su fracaso es rotundo y notorio”, dijo Díaz-Canel sobre Trump durante su discurso en el Pleno de la Asamblea Nacional, en el que criticó ampliamente a EE.UU., país al que acusa de intentar ahogar la economía cubana.

"El nuevo coronavirus es un gigantesco desafío en medio de la crisis impuesta por el bloqueo, pero lo asumimos sin miedo. Hemos tenido menos medicinas, menos comida, menos transporte..., pero también menos contagios, menos enfermos y menos fallecidos. Eso solo se explica porque hemos tenido más voluntad política, más solidaridad, y más justicia social. Más socialismo", argumentó el gobernante cubano.

A pesar de calificar de fracaso “rotundo y notorio” la política de Trump hacia Cuba, Díaz-Canel consideró de “gran envergadura” las “consecuencias sobre la economía y su impacto en la vida y el bienestar de millones de cubanos”.

“La guerra económica se ha dirigido con perfidia sobre las principales fuentes de ingresos y contra el suministro de combustible, con medidas de naturaleza no convencional, impropias de tiempos de paz. Se declaró abiertamente la ambición de asfixiar el desempeño económico del país y hubo quienes públicamente se pusieron a contar los días”, añadió.

Entre las "medidas impropias de tiempo de paz" impuestas por la administración Trump en los últimos cuatro años, mencionó la activación del título III de la Ley Helms-Burton, lo que calificó de “difamaciones” contra las misiones médicas y las restricciones a los viajes, las remesas y a las llegadas de vuelos y embarcaciones desde EE.UU.

A pesar de su dura arremetida contra el Gobierno saliente, Díaz-Canel no perdió oportunidad de tender una mano a la próxima administración.

"Insistimos en la convicción de que es posible construir una relaciones respetuosa y perdurable entre ambas naciones. Como ya se ha dicho con suficiente claridad, estamos dispuestos a discutir sobre cualquier tema", declaró.

No obstante, precisó que desde el Gobierno no cederán "ni un ápice es en la soberanía ni en la revolución. Los principios no estarán nunca sobre la mesa".

Aunque no lo mencionó explícitamente, en la isla se espera que las relaciones bilaterales mejoren luego de la toma de posesión del presidente electo de EE.UU., Joe Biden, exvicepresidente de Barack Obama y quien ha asegurado que revertirá algunas de las sanciones aplicadas por la Administración Trump.

Miguel Díaz-Canel dio su discurso el mismo día en que se cumplieron seis años del anuncio del histórico “deshielo” que en 2014 impulsó Barack Obama, y que marcó una mejora temporal de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Tras una etapa que no duró más de dos años, ambos países viven en estos momentos uno de los períodos más difíciles en su relación luego de la llegada de Trump a la Casa Blanca, en 2017.

Los otros grandes temas en el discurso de cierre del año fueron la pandemia de coronavirus y la economía, que según pronósticos oficiales caerá en un 11 %.

El mandatario cubano dedicó el segmento final de su intervención a los sucesos desatados por la huelga de hambre y sed de miembros del Movimiento San Isidro (MSI), cuyas acciones calificó de "provocaciones mercenarias y huelgas falsas".

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba