Carta abierta del 27N pide a las autoridades que renuncien a la difamación y los actos de repudio

“Nuestra confianza en la palabra como vehículo para el cambio nos hace abrazar esta carta, que hacemos pública al cumplirse un mes del primer diálogo con quien es hoy nuestro principal interlocutor”, concluye la carta.

Miembros del 27N frente al Mincult Foto © facebook 27N

El grupo 27N publicó en su página de Facebook una carta abierta dirigida a Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura y a Fernando Rojas, viceministro, tras cumplirse un mes de la manifestación frente a la sede del MINCULT, en La Habana.

El propósito de la misma “seguir abogando por una solución a la escalada de injusticias, violencia y odio contra quienes tienen un pensamiento político diferente -no necesariamente contrario-, entre los que se incluyen ciudadanos de la comunidad artística e intelectual”.

A su vez el grupo de jóvenes reafirmó que sus intenciones siguen siendo las mismas de aquella noche de noviembre, se mantienen a favor del diálogo transparente entre cubanos preocupados por un país inclusivo.

La carta colectiva afirma que el dialogo comenzó o están dadas las condiciones para que se efectúe, sin ningún tipo de violencia: “No aceptamos actos de violencia o vandalismo. No respondemos a intereses de gobiernos extranjeros. La petición pacífica de los que estuvimos frente al Mincult estuvo por definición negada a reconocer actos agresivos, y ello quedó demostrado ese día”.

La declaración muestra cuatro puntos claves para entender las intenciones de la joven representación cultural cubana: La voluntad de dialogar, que las autoridades promocionen estas conversaciones, la reafirmación de su espíritu de protesta pacífica y la necesidad de que las partes implicadas renuncien a la difamación y cualquier muestra de violencia que dañe la dignidad humana.

“Nuestra confianza en la palabra como vehículo para el cambio nos hace abrazar esta carta, que hacemos pública al cumplirse un mes del primer diálogo con quien es hoy nuestro principal interlocutor”, concluye la carta, la cual suscriben 59 miembros del 27N.

A continuación reproducimos íntegramente el contenido de la carta:

La Habana, 27 de diciembre de 2020

“Que sea el amor y la poesía lo que una a este pueblo”

A: Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura; Fernando Rojas, viceministro de Cultura

El 27 de noviembre, un grupo de artistas e intelectuales llegamos a las puertas del Mincult convencidos del papel de la institución como ente que debe representarnos. Apelábamos a su sentido de responsabilidad, así como a su función de mediadora y garante de los derechos de quienes trabajan en o para la cultura, tanto desde entidades del Estado como desde un posicionamiento independiente.

Fuimos, además, conscientes de nuestro compromiso con lo que sucede en el país al que aportamos. Consideramos entonces, y reafirmamos hoy, nuestra posición a favor de un diálogo ecuménico, constructivo y transparente entre cubanos preocupados por una patria con todos y para el bien de todos.

Escribimos esta carta colectiva y abierta con el propósito de seguir abogando por una solución a la escalada de injusticias, violencia y odio contra quienes tienen un pensamiento político diferente --no necesariamente contrario--, entre los que se incluyen ciudadanos de la comunidad artística e intelectual.

Estimamos que el diálogo comenzó, o está en mejores condiciones para comenzar, porque se ha abierto un canal que se define por una intención de ninguna manera hostil. No aceptamos actos de violencia o vandalismo. No respondemos a intereses de gobiernos extranjeros. La petición pacífica de los que estuvimos frente al Mincult estuvo por definición negada a reconocer actos agresivos, y ello quedó demostrado ese día.

Vale recordar que, respetando la institucionalidad de este país, acudimos al organismo que debe ser nuestro interlocutor inmediato. Y si bien nos recibieron, fue a causa de la inédita presión generada. Las reuniones y sesiones de diálogo prometidas ocurrieron luego de modo selectivo, sin que la mayor parte de los 30 que fueron elegidos para representar a los más de 300 manifestantes pudieran asistir.

Creemos, sobre la base del respeto mutuo, que no es conveniente dejar fuera a ningún sector. Nuestras instituciones deben mostrarse atentas a las necesidades de todo cubano y al origen de su grito, a partir de la consideración de que ese grito no es gratuito.

Por ello declaramos lo siguiente:

1. Reafirmamos nuestra voluntad de continuar el diálogo iniciado la noche del 27 de noviembre. Queremos formar parte de uno verdaderamente inclusivo, respetuoso de las diferencias y que considere todos los matices de nuestra realidad.

2. Invitamos una vez más a las instituciones y autoridades cubanas a promover, participar y no torpedear ese diálogo necesario para Cuba, y a que reconozca a todos los actores de la sociedad civil independiente como interlocutores válidos.

3. Reafirmamos nuestro método y espíritu de protesta y denuncia propositiva, abierta a la negociación, pacífica, cívica, respetuosa de las instituciones, a la vez que comprometida con las libertades, los derechos y el bienestar de los cubanos todos.

4. Resaltamos la necesidad de que las partes implicadas en el diálogo renuncien a la difamación, el linchamiento mediático, las descalificaciones, los actos de repudio o cualquier otra forma de violencia lesiva a la dignidad de la persona humana.

Nuestra confianza en la palabra como vehículo para el cambio nos hace abrazar esta carta, que hacemos pública al cumplirse un mes del primer diálogo con quien es hoy nuestro principal interlocutor. Insistimos en este objetivo, porque sabemos que nos asisten derechos legítimos y que sus frutos beneficiarán a toda la nación.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba