Policía cubano frente a un ciudadano Foto © Jiribilla.cu

Babalawos de Cuba pronostican aumento de desacato contra las autoridades

Los babalawos cubanos pronosticaron un aumento en el desacato contra las autoridades en el año entrante y predijeron que la nueva etapa estará marcada por el signo regente, Ika Fun, según la Letra del Año 2021 divulgada este viernes.

En 2021 el mensaje de los sacerdotes de Ifá tiene una especial significación porque llega en medio de una profunda crisis económica, social, política y sanitaria en Cuba.

Entre los acontecimientos de interés social, el Consejo de Sacerdotes Mayores de Ifá y los religiosos que les asistieron en la ceremonia, destacan además del aumento del desacato a la autoridad en sentido general, otros aspectos de interés para Cuba como el posible crecimiento del flujo migratorio y la probable agudización de tensiones políticas, sociales y religiosas que podrían llevar a un conflicto.

Los sacerdotes alertan en sus predicciones de interés social, sobre condiciones favorables para incumplimientos y rupturas de convenios, incremento de desastres naturales; aumento de violaciones territoriales, jurídicas, sexuales; y crecimiento de la mortalidad materno infantil por malos procedimientos médicos.

Un aspecto que se repite de 2020, es el posible incremento en la ingestión de bebidas alcohólicas.

Los sacerdotes alertan también sobre el incremento de las falsas consagraciones y de las profanaciones religiosas, algo contra lo que se vienen luchando desde hace algún tiempo dentro y fuera de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba.

Advierten a la comunidad religiosa sobre el aumento en los índices de estafas, robos, asaltos, hechos delictivos y sobre la deformación moral en la sociedad. En este sentido recuerdan a los yorubas que este signo exige un cumplimiento cabal de los mandamientos de su religión.

Respecto a las divinidades regentes en 2021 hay algunos elementos curiosos que pudieran transmitir una idea de ciclo, una visión que va más allá de la predicción anual de la Letra y que indica el posible cierre de una etapa.

En este año la divinidad regente es Olokun un Oricha que pertenece tanto al fundamento de Ifá, como de la Ocha. Su presencia se vincula a los secretos de la vida y de la muerte. Vive en el fondo del océano.

Que sea la divinidad regente puede traducirse en protección a la salud e impulso al desarrollo material, pero también puede devenir en violencia, transformación, e incluso caos, por su modo de actuar cuando se enfurece.

Un año más entre las divinidades que gobiernan aparece Ochún. Fue regente en 2019 y en el 2020, ahora ocupa una posición de apoyo, de custodia. En este sentido es importante destacar que esta Oricha se sincretiza en la tradición cubana con la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba.

Ochún es la diosa yoruba dueña de las aguas dulces del mundo, los manantiales y los ríos. En ella se personifica la belleza, la sensualidad, el amor y la fertilidad.

En 2020 los sacerdotes cubanos alertaron que la Letra del Año debía analizarse atendiendo también a la Letra del 2019, porque los problemas que se enfrentaban tenían una continuidad y particularmente la pandemia, se había iniciado a finales de ese año.

Ahora ocurre algo similar. Estamos viviendo un ciclo que no ha cerrado y que en la oración profética de la nueva Letra del Año se anuncia que podría llegar a su fin. “Iré Ariku Oyainle Lese Orunla”, lo que se traduce como: “Un bien de salud, firme y seguro en la tierra, que va a proporcionar Orunla”.

Esto podría hacer referencia a la cura en que ahora mismo tiene puesta su esperanza la humanidad. A pesar de que existen varias vacunas en desarrollo, no se conocen aún tratamientos definitivos contra el coronavirus.

Entre los refranes de este signo está aquel que señala que “el que ríe último ríe mejor. También el que dice: "A veces lo que no le gusta es lo que tiene que hacer". Si se entienden de cara a la situación que vive el mundo y en particular Cuba, estos refranes son sabios consejos que podrían colocar muchas cosas en su sitio en aras de un futuro mejor.

Los sacerdotes aprovecharon la ocasión para referirse a enfermedades que podrían aumentar su índice en el 2021, como las infectocontagiosas, gastrointestinales y del sistema nervioso.

Hicieron un llamado a la familia para inculcar respeto, educación y el amor por el trabajo, y otro a la Sociedad Mundial para realizar un análisis sobre el alto nivel de corrupción existente en todas las esferas.

La Letra del Año es la ceremonia religiosa más importante de Ocha-Ifá. Comenzó a realizarse en Cuba en el siglo XIX, por Remigio Herrera Adeshina Obara Meyi, un africano que llegó a Cuba como esclavo, pero murió como hombre libre y dejó un legado espiritual que forma parte de la cultura nacional.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba