Vista aérea de la ciudad de Sancti Spíritus Foto © Grupo Palmares

Padre de joven con discapacidad se queja de maltrato de trabajadores sociales a los que acudieron a pedir ayuda

Un cubano, vecino de la ciudad de Sancti Spíritus, denunció que los trabajadores sociales de esa localidad le negaron a su esposa ayuda para atender a un hijo con discapacidad

Frank Ernesto Delgado Echemendía envió una carta a la columna Acuse de recibo, del periódico oficialista Juventud Rebelde, para contar su historia y con la esperanza de obtener alguna respuesta institucional.

En su misiva se queja de que los trabajadores sociales de la ciudad de Sancti Spíritus le dijeron a su esposa que su hijo "no tenía nada" y que" ella lo que no quería era trabajar".

"Que se pusieran ambos a trabajar, que yo trabajaba y con mi salario alcanzaba", narró con decepción el espirituano a través de la carta.

El hijo de Delgado Echemendía presentó al nacer una hipoxia (deficiencia de oxígeno en la sangre), que le provocó "retardo mental y discapacidad para hablar y comunicarse".

La madre dejó de trabajar para atender a su hijo. Durante algún tiempo sobrevivieron con el salario de Delgado Echemendía, quien actualmente trabaja como agente de seguridad y protección en una agencia del Ministerio de la Construcción con un salario de 2 600 pesos.

Pero a Delgado Echemendía, a quien le diagnosticaron un síndrome nefrótico crónico que pudiera terminar en una ineficiencia renal, le preocupa el futuro de su familia; por lo que su esposa acudió a los trabajadores sociales a pedir ayuda.

"¿Qué será de la vida de mi hijo? Mi esposa es diabética e hipertensa y padece de la enfermedad de la gota", señaló.

"¿Qué sensibilidad  y valores humanos tienen (esos trabajadores sociales) para tratarnos así? ¿Qué culpa tiene mi hijo? A mí me duele verlo metido las 24 horas en la casa, porque no le gusta el roce social. Se altera. Yo sufro en silencio. Que se ponga en mi lugar cualquier persona. Nosotros estamos luchando por una ayuda por discapacidad para que el día que yo o su mamá no estemos, tenga algo para poder mantenerse", dijo en la carta.

La familia asegura tener todos los documentos que prueban la discapacidad del joven de 30 años, aunque los trabajadores sociales no les prestaron atención.

"Nos dolió la forma en que trataron a mi hijo, a quien solo hay que verlo y tratar de conversar con él para darse cuenta de todo", concluyó el padre.

Hasta diciembre del pasado año, 5 702 núcleos familiares en Sancti Spíritus que incluían a 7 916 personas, recibieron Asistencia Social por parte del Gobierno cubano, según datos oficiales.

Funcionarios del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en Sancti Spíritus advierten de que para proteger a una familia con una persona en edad laboral tiene que tener un peritaje médico con una invalidez total.

"No se puede proteger un núcleo familiar con uno de sus integrantes en edad laboral y con capacidad para hacerlo que no lo esté haciendo, a menos que en su municipio no exista un empleo para ofertarle”, aclaró Anabel Jardón Valdivia al periódico Escambray.

Aunque el Gobierno tiene identificados unos 119 mil hogares que reciben asistencia social, la realidad es que no son pocos quienes se quejan de sufrir el abandono por parte de las autoridades cubanas, ya sea por ineficiencia, trámites burocráticos que impiden recibir ayudas económicas y materiales, o dejadez e indolencia.

Una de las historias que más impacto tuvo en CiberCuba durante el 2020 fue la de Kety Méndez Molina, una madre residente en La Habana que criticó a las autoridades de la isla por darle la espalda a su hija con autismo.

Tras revelarse su caso, cubanos residentes en el extranjero se solidarizaron con el caso y enviaron donaciones de dinero e insumos que servirían para mejorar las condiciones de vida de la adolescente.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba