Esposa de José Daniel Ferrer sobre la huelga de hambre: Estamos más fuertes que nunca

Las Mañanas de CiberCuba ha dedicado la emisión de este lunes a conocer las circunstancias que rodean la huelga de hambre que protagonizan el líder de UNPACU, José Daniel Ferrer y su esposa, la doctora Nelva Ismarays Ortega.

José Daniel Ferrer y su esposa, la doctora Nelva Ismarays Ortega Foto © Captura de vídeo. Twitter / José Daniel Ferrer

Las Mañanas de CiberCuba, programa de tertulia centrado en la actualidad cubana, ha dedicado la emisión de este lunes a conocer los motivos y las circunstancias que rodean la huelga de hambre que protagonizan el líder de UNPACU, José Daniel Ferrer y su esposa, la doctora Nelva Ismarays Ortega Tamayo.

Invitada a participar en directo en el programa, la doctora Ortega informó de los motivos que les han llevado a ella y su esposo a realizar una huelga de hambre, así como el estado físico en el que se encuentran al iniciar el cuarto día sin ingerir alimentos.

“Es como si te estuviesen exprimiendo por dentro”, describió Ortega a los espectadores del programa, refiriéndose a los síntomas que ya han hecho aparición en ambos. “José Daniel y yo sentimos ardor gástrico. Sobre todo él tiene mucha acidez, debido a la gastritis crónica que padece por las múltiples huelgas de hambre que ha hecho, muchas durante los 8 años de prisión que sufrió por sus ideas políticas y sus principios”.

La activista aprovechó para compartir con la audiencia los motivos que le han llevado a ella y su esposo a declararse en huelga de hambre. Después de seis meses de asedio policial a la sede de UNPACU, Ferrer y Ortega decidieron dar el paso para dar visibilidad y protestar por esta situación con la que la policía política pretende impedirles realizar su labor humanitaria.

El cerco policial a la sede de la UNPACU impide la entrada de materias primas para elaborar almuerzos en la sede de esta organización, cuyo destino son personas de muy bajos recursos, así como atender a enfermos sin medicamentos y personas que acuden en busca de ayuda.

El constante hostigamiento a la familia Ferrer, como a los miembros de la UNPACU, que muchas veces ha llegado al empleo de la violencia, no ha quebrado la voluntad de estos activistas que no renuncian a llevar adelante su labor social.

“Entre 100 y 120 personas vienen diariamente a almorzar y comer”, explicó Ortega en el programa. Asimismo desveló que entre 5 y 12 personas se acercan día tras día a la sede de UNPACU en busca de medicamentos que necesitan y no encuentran en las farmacias. “Ni siquiera en la Internacional”, comentó la doctora Ortega.

Aún en huelga de hambre, la pareja no ha dejado de trabajar por los más necesitados, por lo que estos primeros días de huelga han sido especialmente duros. Sin embargo, “en espíritu estamos más fuertes que nunca… Esto es hasta el final”, declaró Ortega, quien solo pide a las autoridades que les dejen ocuparse de una población vulnerable que ha quedado desatendida por las políticas sociales del régimen cubano.

Alimentar, cuidar, medicar; esas son las actividades por las que la seguridad del estado acosa y reprime a los activistas de UNPACU. “Han llevado a ancianos al calabozo y amenazado para que no vuelvan a la sede. Les han quitado la comida que les damos. Les han dicho que si vuelven aquí (a la sede) pasarán días en el calabozo. Pero la gente vuelve y nos cuenta todo lo que les han dicho y hecho”, explicó Ortega

Este activismo de base, en contacto con población vulnerable, (enfermos, marginales, ancianos y personas sin recursos) parece ser una pesadilla para las autoridades cubanas, porque saben que son esas personas las que menos temen, las que nada tienen que perder y las que más valoran la empatía y solidaridad que desprenden las acciones de la UNPACU.

Sin embargo, Ferrer y Ortega temen que un día llegue una avalancha de personas necesitadas y no estar en condiciones de ayudarles. “Nos sentimos mal por no poder hacer más. Nos gustaría poder hacer más y lo hacemos de corazón”, manifestó la esposa de José Daniel, quien aseguró que las personas que vienen movidas por el hambre comen lo mismo que ellos.

Por impedirles esta labor es que ahora se han privado de alimentación. Por utilizar la coacción y la violencia física sobre ellos, por acosarlos para que no salgan de su casa en busca de alimentos, por tanta injusticia con las personas desamparadas es que se han declarado en huelga de hambre.

Días atrás se supo que las autoridades cubanas impidieron a Martha Beatriz Ferrer Cantillo, hija de José Daniel, viajar a Cuba desde Estados Unidos, impidiéndole así ver a su familia, incluida su hija de tres años a la que no ve desde que tenía tres meses. Tan solo unos días después, la policía detuvo y golpeó salvajemente a  José Daniel Ferrer Cantillo, hijo del líder de UNPACU de apenas 18 años, cuando se dirigía en busca de alimentos para su labor social. La golpiza paró por la protesta de la ciudadanía que presenció los hechos y decidió detener el abuso policial.

Por la solidaridad y apoyo que han sentido a lo largo de estos días y, en especial, desde que iniciaron la huelga de hambre, José Daniel Ferrer y Nelva Ismarays Ortega dieron efusivas gracias. En especial, agradecieron la solidaridad demostrada por los huelguistas de San Isidro, de quienes dijeron admirar su valentía y su habilidad para poner al régimen contra las cuerdas. “Nosotros los admiramos y queremos ser como ellos”, expresó Ortega en Las Mañanas de CiberCuba.

Además, el programa contó con la participación de la reportera de CiberCuba, Iliana Hernández y el doctor Aldo Santos, quienes contaron, desde su experiencia como huelguista de hambre y como médico, los efectos que tiene en el organismo la realización de esta modalidad extrema de protesta.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Ivan Leon

Licenciado en periodismo. Máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales E Integración Europea por la UAB.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.