Gregory Ramos en la corte y a la edad del asesinato (15 años) Foto © Captura de pantalla / Wesh 2 y Policía del condado Volusia

Adolescente de Florida que estranguló y enterró a su madre, recibe sentencia de 45 años

El adolescente del centro de Florida que asesinó a su madre en 2018 fue condenado a 45 años de prisión, según reportaron medios locales

Gregory Ramos se declaró culpable de asesinato en primer grado, abuso de cadáveres y manipulación de pruebas, tras haber estrangulado a su madre, Gail Cleavenger, en la madrugada del 2 de noviembre de 2018, después de una discusión por sus notas escolares. 

Ramos, con 15 años cuando cometió el crimen, transportó el cuerpo de su madre muerta hasta la hoguera de una iglesia cercana a su casa en el condado de Volusia, donde lo quemó y enterró posteriormente.

El adolescente contactó a dos de sus amigos de 17 años para que lo ayudaran a esconder el crimen y llamó a la policía por motivo de un “terrible accidente”, según dijo el director de la Policía de Volusia entonces, Mike Chitwood. 

Chitwood agregó que el relato de Ramos había sido "frío y calculado" y que la falta de emoción lo hizo parecer como un “individuo sin alma que pensó que iba a ser más astuto que todos en la sala". 

El adolescente podría haber enfrentado hasta cadena perpetua como condena, pero el acuerdo de culpabilidad, firmado en diciembre, habla de 45 años de prisión con libertad condicional por el resto de su vida e incluye la oportunidad de revisar la sentencia después de 25 años en prisión.

Este viernes, durante la declaración de la sentencia en una corte del condado de Volusia, la jueza permitió a la abuela acercarse al adolescente de modo extraordinario y emotivo por primera vez desde que fue encarcelado, según puede verse en un video de la sesión. 

La anciana de 84 años rezó con su nieto y le comunicó que siempre estaría a su lado, a pesar de lo ocurrido. 

Ramos también pareció emocionado ante la presencia de otros familiares como sus tías y sus tíos, quienes compartieron recuerdos de su madre y declararon que no solo habían perdido a Cleavenger, sino también a su sobrino.

Vestido con el uniforme naranja de los reclusos, Ramos, ahora de 17 años, pidió perdón a su familia, calificó a su madre como “una persona bella” y añadió que no buscaría justificaciones a lo que hizo.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba