Sobreviviente de accidente en Güines: "Me duele haber perdido a más de una decena de compañeros"

La educadora residente en Guisa, Marisel Naranjo Mendoza, sobrevivió al trágico accidente ocurrido en la madrugada del 30 de enero.

Marisel Naranjo Mendoza Foto © Escambray.cu

La profesora cubana Marisel Naranjo Mendoza, sobreviviente del accidente de ómnibus en Güines contó al periódico Escambray lo que vivió el día en que ocurrió el siniestro, donde perdió más de una decena de compañeros.

La educadora residente en Guisa sobrevivió al trágico accidente ocurrido en la madrugada del 30 de enero, cuando un autobús Yutong que transportaba a profesores hacia el oriente del país, cayó desde el puente de Güines en el kilómetro 42 de la Autopista Nacional.

La pedagoga indicó que en la tarde anterior al accidente les habían comunicado que viajarían a sus provincias de origen. El motivo de la imprevista decisión era que las villas en que estos profesores residen en La Habana serían habilitadas como centros de aislamiento para frenar la crisis del coronavirus en Cuba.

"Llegamos a Ciudad Libertad aproximadamente a la 1:00 de la madrugada y allí aguardamos, hasta que empezaron a salir los viajes. Primero salieron las de Santiago de Cuba y Guantánamo, y a las 5:40 a.m. comenzó a salir Granma. Todos estábamos trasnochados, teníamos mucho sueño y al subir al carro nos dormimos", cuenta Marisel.

“Cuando habíamos recorrido entre 40 y 50 kilómetros, en el punto donde se encuentra el puente de Güines, sentí golpes. Al despertarme sentí que íbamos cayendo; noté la guagua dando vueltas".

"Mientras caíamos sentí otro golpe, y después otro más. Luego, un desliz, y cuando me pude orientar un poco empecé a tocar todo mi cuerpo, para ver si estaba viva en realidad. Y nada, aquí estoy; estoy viva", cuenta Marisel Naranjo Mendoza en la entrevista.

"Los que se murieron prácticamente pasaron del sueño a la muerte (rompe en llanto) y los que pudimos sobrevivir, gracias a Dios, vimos casi todo. Por lo menos yo no perdí el conocimiento en ningún momento y lo vi casi todo", aseguró la profesora.

Marisel cuenta que veía a sus compañeros de trabajo y de viaje en el accidente y no podía auxiliarlos, lo que describe como un momento terrible.

"Miré a mis compañeros, vi cómo todos estaban debajo de los asientos, sin poder auxiliarlos. Salí del ómnibus con ayuda de otros pedagogos que venían en la guagua de Bayamo. Ahí, al instante, cinco minutos, diez a lo sumo, comenzaron a llegar los bomberos, los paramédicos, la policía y me llevaron para el hospital de Güines, donde tuve las mejores atenciones", añade.

Posteriormente Marisel fue atendida, a partir de gestiones que hizo su familia más cercana, en el hospital de San José de Las Lajas, región donde viven sus hermanos.

“Tuve fractura de costillas en el lado derecho y no podía viajar sentada. Estoy muy agradecida de todo el personal de Salud Pública, médico y paramédico, a mi llegada a casa. Ahora me encuentro en el Policlínico municipal, ya que tenía mucho dolor costal y me han estado atendiendo aquí”, narraba el 5 de febrero ya estando en Guisa su pueblo natal.

"Doy gracias a todos, doy gracias a Dios por estar viva (...) Me duele haber perdido a más de una decena de compañeros; cuando llegaba a mi casa me dieron la noticia del fallecimiento de otro guisero joven. Confío en la potencia médica que es Cuba y en que no fallezca nadie más", comentó a la prensa oficialista cubana.

Las personas que viajaban en esta caravana de 50 ómnibus era mayormente integrantes de un contingente pedagógico que trabajan en La Habana desde hace casi veinte años.

Marisel tiene 47 años y se desempeña como subdirectora docente del Instituto Politécnico Agropecuario Armando Mestre Martínez, en el municipio de Arroyo Naranjo. Desde el 4 de febrero se encuentra en Guisa, su pueblo natal.

Hasta la actualidad ya son 12 los fallecidos a causa del accidente de tránsito ocurrido en Güines. Peritos y autoridades del Transporte y del Ministerio de Educación de Cuba investigan las causas del suceso.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba