Imagen de Archivo (Conciertos en Miami durante el festival de artistas e influencers por una Cuba Libre)) Foto © Facebook / Free Cuba Fest

Periódico Granma llama “costra tóxica de la industria cultural” a exiliados cubanos de Miami

La prensa oficialista cubana acusó a la “farándula de Miami” de promover golpes de estado y “ser heredera de las peores mafias que la historia yanqui ha hospedado”.

La andanada del diario Granma contra el exilio cubano incluyó también calificativos de “parásitos” y de “costra tóxica de la industria cultural de masas”, siguiendo una espiral de acusaciones que se han hecho frecuentes en el Noticiero Nacional de Televisión desde finales del pasado año.

Según el autor del artículo, Fernando Buen Abad, tanto artistas como audiencias cuyos contenidos aborden y condenen al régimen cubano son el resultado de “la degradación del capitalismo que fabrica, sin descanso, militantes serviles del engaño”. 

El texto está acompañado por una foto en la que el influencer Alex Otaola conversa con la periodista y congresista María Elvira Salazar, aunque ninguno de los dos son identificados por el periódico.

Aunque el blanco del artículo incluye esencialmente a cubanos emigrados, formados dentro de instituciones socialistas, el autor culpa no solo a los gobiernos norteamericanos que, según manifiesta, han alimentado intereses injerencistas, sino al sistema capitalista. 

No se limita a atacar a los líderes de opinión de esta denominada farándula sino también a la audiencia que consume sus contenidos, denominándola “ingenuos” o presa de la extorsión y el manoseo golpista:

“Y eso incluye a todos los pocos que, aún ingenuos, son forzados a dejarse extorsionar y manosear en la meca del circo mediático golpista”, expresa.

En algún punto de su reflexión, el autor menciona las lógicas mercantiles por las cuales se rige la industria del entretenimiento en Estados Unidos, y, tras concluir que todos buscan enriquecerse dentro de este negocio, comenta que, por tal ambición, es que “tarde o temprano, en vivo o a distancia, todos van a parar a Miami, con las mismas empresas disqueras, televisivas, radiofónicas y editoriales”.

“Eso explica por qué todos están montados en el mismo tipo de espectáculos (repetitivos hasta la náusea), el mismo tipo de música, canciones, temas y mercadotecnia. Eso explica por qué todos distribuyen igual, piensan igual, se visten igual y comparten la misma milimétrica mediocridad servil. Se han convertido en una costra tóxica de la industria cultural de masas, plagada por parásitos que gritan, desde su uniformidad mercantil, que son cada uno originales, distintos y únicos seres tocados por la mano de Dios”, embiste contra los artistas y presentadores dentro de “la farándula de Miami”, aunque no especifica exactamente a quienes incluye.

A modo de consigna, el autor recurre a los mismos términos del discurso del régimen y convoca a algunos (que no precisa) a devolver el ataque con “ideas” como armas:

“Es hora de dar, de profundizar, la batalla económica socialista, la batalla política para organizarnos y movilizarnos desde las bases y la batalla de las ideas”, concluye.

Desde que se desatara la crisis política y civil en Cuba, a raíz de los sucesos de San Isidro y del 27N, los medios oficialistas han potenciado una campaña de descrédito contra líderes de opinión, periodistas independientes, miembros de la sociedad civil y opositores, donde se les acusa de mercenarismo, de promover terrorismo y de ejecutar órdenes estrictas del Departamento de Estado de EE.UU., con objetivos golpistas contra el gobierno de Miguel Díaz-Canel.

No escapan a esta sarta de ataques, algunos actores del exilio en Miami que han manifestado, a través de las redes sociales u otros espacios, su descontento con la represión ejercida por parte de las autoridades cubanas.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba