Entrevista al babalawo Juan Blanco: "El futuro de Cuba no está en el pasado sino en la nueva generación"

El sacerdote de Ifá Juan Antonio Blanco Alzola (Osa Kuleya) habla con CiberCuba sobre qué ve en el futuro de la Isla. "Tocaremos fondo, como en muchas partes del mundo y luego nos pondremos a reconstruir", dijo.

El sacerdote de Ifá Juan Blanco posa con la segunda dosis de la vacuna contra la Covid 19, en Nueva York. Al lado, en un acto de Masonería. Foto © CiberCuba

El sacerdote de Ifá Juan Antonio Blanco Alzola (Osa Kuleya) es cubano, es masón y ahijado del gran babalawo Lázaro Cuesta. Desde Nueva York, donde vive y trabaja en un hospital, habla con CiberCuba sobre la fe en tiempos de pandemia, sobre el futuro de la Isla y el empuje de las nuevas generaciones.

CiberCuba: Usted es sacerdote de Ifá y también trabaja en un hospital. ¿Cómo se vive la pandemia desde la fe y desde la ciencia? ¿Son puntos de vista contradictorios?

Ante todo, es un honor y un privilegio ser elegido para esta entrevista. Muchas gracias por brindarme esta oportunidad y así noblemente tratar de llevar un poquito de fe y esperanza a todos aquellos que tengan la oportunidad de poder leerla. Espero que mis palabras resulten ilusionantes y motivadoras, pero es necesario hacer una reflexión y aprovechar la oportunidad para dar gracias por todo lo que hemos podido lograr en nuestras vidas, sobre todo, cuando transitamos el gran reto que en estos momentos oscuros estamos viviendo y que nos ha impuesto la pandemia. Siempre recordar aquellos menos afortunados que dejaron de existir.

Respondiendo a tu pregunta, por mucho tiempo la relación que ha existido entre la ciencia, la religión y sus interpretaciones, ha sido muy difícil por los momentos distintos que han atravesado a lo largo de la historia. Si miramos bien profundamente nos podemos dar cuenta de que tenemos dos fuerzas generales muy fuertes que influyen muy profundo en la humanidad y que parecen chocar como dos polos opuestos, una contra la otra. La fuerza de nuestras intuiciones religiosas y la fuerza de nuestro impulso por las observaciones precisas y las deducciones lógicas que la ciencia nos puede dar.

Yo, personalmente, me enfoco profundamente en la fe basada en mis creencias religiosas, sin ser fanático, y siempre contando con el apoyo que las evidencias científicas nos pueden dar.

En tiempos de crisis, la gente se refugia en la fe. ¿Qué es más importante ahora, creer en los dioses del panteón Orisha o vacunarse contra la Covid?

No cabe duda de que estamos viviendo tiempos de temor y mucha incertidumbre, agravado por la situación de la pandemia, sin embargo,  debemos mantener firme nuestra fe, que nuestros antepasados nos enseñaron y recordar que ellos también pasaron por momentos difíciles como los que hoy estamos viviendo y pudieron salir victoriosos por el apoyo en la fe. 

Pero también en la ciencia. Yo no dejo de creer en los dioses del panteón Orisha, pero al mismo tiempo, por lógica, razonamiento e investigación personal tomé la importante decisión de vacunarme como los científicos recomiendan, basados en mucho tiempo de investigaciones.

Usted reside en Estados Unidos y el presidente Biden dice que intentará que el país esté inmunizado para julio. ¿Ya se vacunó? ¿Qué le dice a los negacionistas?

Sí, yo ya me pude poner las dos vacunas por estar trabajando en un hospital. En momentos difíciles de la vida, donde no estamos seguros de lo que está ocurriendo o no entendemos lo que estamos viviendo siempre hay dudas y entonces aparecen los negacionistas. 

Como ya sabemos, varios negacionistas rechazan completamente la existencia del Covid-19, mientras que otros dicen que la enfermedad existe, pero niegan su gravedad, afirmando que la alarma mundial está injustificada. Entonces yo les preguntaría por qué diariamente se siguen muriendo miles de humanos que no se querían morir.

Durante esta pandemia por coronavirus no todos hemos perdido a seres queridos, pero sí hemos visto a otras personas perderlos. Yo personalmente he perdido varias amistades que estaban muy bien y de un día, de momento, fallecieron por la pandemia y entonces es cuando uno se cuenta que lo que está ocurriendo es real. Cuando perdemos a un ser querido comenzamos la andadura por un camino duro y sinuoso.

Los negacionistas están complicando la crisis que estamos viviendo con sus comentarios. Las conspiraciones haciendo el trabajo más difícil para los trabajadores de la Salud, que seguimos trabajando diariamente para combatir esta pandemia y hasta poniendo nuestra salud en peligro. Podríamos hasta perder la vida.

¿Ha habido acercamiento desde la Comisión Organizadora Miguel Febles a la que usted pertenece con la Asociación Cultural Yoruba para decidir si habrá Letra del Año conjunta a final de 2021?

No me gusta opinar de algo que desconozco o que no tengo toda los datos necesarios para poder hablar o debatir con fundamentos y posiblemente dar una solución al problema por el cual estamos debatiendo, pero sí creo que debemos regresar al comienzo para así poder preservar nuestras raíces religiosas y cumplir con nuestro compromiso como religiosos.

Como masón, ¿qué le parece la candidatura del abogado Iván Duany a Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba?

Como hermano masón y amigo de Iván Duany por mucho tiempo tengo la opinión de que es un hombre con un alto concepto de la moral, la ética, la trasparencia, la sabiduría y amor fraternal por sus hermanos. Siempre queriendo ser justo y perfecto con las leyes y la justicia; siempre dispuesto a ayudar a otros y decir presente por la masonería en general.

Si fuera electo como Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba, creo que estaríamos en la presencia de un excelente líder, pero si otro candidato es electo, entonces tenemos que trabajar y apoyarlo. Es parte de nuestro compromiso y juramento como masón, por el futuro de la masonería en nuestra patria, siempre recordando que tenemos que ser selectivos y saber a quién permitimos tocar las puertas de nuestros templos. El enfoque siempre debe ser calidad no cantidad.

Como masón y sacerdote de Ifá, ¿cómo ve el futuro de Cuba?

Quiero responder como cubano que vive en los Estados Unidos por mucho tiempo, pero con toda mi familia viviendo en Cuba. Tenemos que entender que el futuro de Cuba no está en el pasado. La nueva generación será la que defina el rumbo de nuestra patria por un mejor futuro, aprendiendo de los errores y triunfos del pasado y así poder planificar con sabiduría y eficiencia para el presente y tener una mejor visión del futuro.

Tenemos que entender y admitir que estamos viviendo tiempos diferentes. Tenemos que reconocer que los tiempos están cambiando y la vieja política de aislamiento nunca funcionó por todo este tiempo. Entonces por qué no mirar la situación desde otro ángulo, a través del diálogo y, como prioridad, debe ser el bienestar, salud y futuro de todos los cubanos que viven en la Isla.

Cuando mira hacia el futuro de nuestro país, ¿qué ve?

En mi noble opinión hay que tener fe por un mejor futuro. Nosotros los cubanos siempre estamos buscando el desarrollo de cada cual para el bienestar y salud de nuestras familias. Algo que solamente es posible conseguir a través del estudio científico y moral de las cosas, con la finalidad de conocer nuestras necesidades. Mundialmente estamos viviendo momentos difíciles y de muchos cambios.

Creo que tocaremos fondo (como igualmente está ocurriendo en muchas partes del mundo) y luego, nos dedicaremos a reconstruir un mejor futuro, porque lo que estamos encontrando es que las nuevas generaciones necesitan algo en sus vidas más allá de estar ocupados con el trabajo o la diversión.

Las nuevas generaciones necesitan algo sólido en lo que realmente se puedan enfocar, fortalecerse, crecer educacionalmente y ser útiles a la sociedad, pero todo lo anterior dicho toma tiempo, planificación, dedicación, perseverancia, tolerancia, sacrificios y mucho trabajo.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba