EE.UU. levanta la voz para denunciar a Cuba ante Consejo de Derechos Humanos de la ONU

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, cuestionó que países “con antecedentes atroces de derechos humanos ocupen puestos que no merecen”

Antony Blinken Foto © Flickr/US Departamento of State

Estados Unidos manifestó este miércoles su intención de regresar al Consejo de Derechos Humanos de la ONU para el periodo 2022-2024, y advirtió que seguirá denunciando los abusos cometidos en países como Cuba, Venezuela, Nicaragua o Irán.

"Seguiremos denunciando los abusos en lugares como Venezuela, Nicaragua, Cuba e Irán", dijo el secretario de Estado, Antony Blinken, en la primera crítica directa al régimen cubano en un foro internacional por parte de la actual administración.

En una transmisión grabada, Blinken intervino ante el Consejo en calidad de país observador para aclarar que el gobierno de Joe Biden quiere acercarse a organizaciones rechazadas por el expresidente, Donald Trump, pero que el actual gobierno considera “importantes”.

"Me complace anunciar que Estados Unidos tratará de ser elegido para formar parte del Consejo de Derechos Humanos en el período 2022-24. Pedimos humildemente el apoyo de todos los Estados miembros de la ONU en nuestro intento de volver a ocupar un puesto en este órgano", dijo Blinken; quien consideró que el Consejo de DDHH desempeña “un papel fundamental en la protección de libertades fundamentales”.

El funcionario estadounidense reconoció que “las instituciones no son perfectas”, pero precisó que es desde dentro que EE.UU. puede cambiar una serie de actuaciones.

Además de anunciar la voluntad del actual gobierno norteamericano de denunciar violaciones de derechos humanos en países como Cuba y otras naciones, Blinken aprovechó para cuestionar “las reglas de membresía” del Consejo, que permite que países “con antecedentes atroces de derechos humanos ocupen puestos que no merecen”. Se trata de una clara alusión a la isla, elegida el pasado año miembro del Consejo de Derechos Humanos pese a la multitud de voces que se opusieron a esa incorporación.

“Estados Unidos no se considera perfecto”, dijo también el secretario de Estado, pero subrayó que no puede haber “equivalencia moral” con otros países con “regímenes autoritarios” y que “violan y abusan de los Derechos Humanos con impunidad”.

Blinken considera, igualmente, que se pone un foco “desproporcionado” sobre Israel, uno de sus países aliados. El Consejo, creado en 2006, incluye en la orden del día de cada sesión un punto exclusivo sobre los territorios palestinos. Se trata del único tema que recibe un tratamiento similar, asunto al que se han opuesto tanto los gobiernos demócratas como republicanos.

"Si somos elegidos para el Consejo de Derechos Humanos, aprovecharemos la oportunidad de ser una voz líder dentro del Consejo para promover el respeto por los derechos humanos. El Consejo de Derechos Humanos es un importante foro multilateral dedicado a promover los esfuerzos internacionales de derechos humanos y ha desempeñado un papel fundamental en la promoción de la rendición de cuentas por las violaciones y abusos de los derechos humanos", revela el Comunicado de Prensa difundido por la Casa Blanca.

Estados Unidos había abandonado el Consejo en junio de 2018 y aspira a ser elegido nuevamente como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en octubre de este año, cuando deben celebrarse elecciones para ese órgano, compuesto por un total de 47 miembros elegidos en la Asamblea General de la ONU y repartidos en función de las distintas regiones. 

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, por su parte, dio el martes -también a través de videoconferencia- su propia versión de la realidad cubana y del papel de la isla en materia de derechos humanos. Intervención que tuvo lugar en medio del rechazo que ha generado el intento de desalojo y posterior acto de repudio y vandalización de la vivienda de la activista cubana, Anyell Valdés.

"Continuamos avanzando en la construcción de una nación independiente, soberana, socialista, democrática, próspera y sostenible, sobre la base de la probada capacidad de resistencia y la creatividad de nuestro pueblo, aun a pesar del cruel bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos, recrudecido a niveles extremos por el gobierno saliente del presidente Donald Trump", dijo Rodríguez Parrilla, afirmaciones muy cuestionadas por cubanos que viven una realidad muy diferente a la descrita por el ministro de Exteriores de la isla.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba