Derek Chauvin Foto © Imagen de la Policía

Restituyen cargo de asesinato en tercer grado contra expolicía Derek Chauvin, acusado por la muerte de George Floyd

El juez que supervisa el caso del expolicía Derek Chauvin, acusado por la muerte del afroamericano George Floyd en mayo de 2020, restableció este jueves el cargo de asesinato en tercer grado luego de una apelación presentada por el abogado del exoficial ante la Corte Suprema de Minnesota, Estados Unidos.

La decisión constituye una nueva victoria de los fiscales que acusan a Chauvin, un exoficial blanco que el 25 de mayo último fue filmado en la ciudad de Minneapolis, Minnesota, mientras presionaba con una de sus rodillas, y durante casi nueve minutos, el cuello de Floyd, quien había sido detenido minutos antes y permanecía tendido sobre el pavimento e inmovilizado por otros agentes.   

Este jueves, el juez supervisor del caso, Peter A. Cahill (Corte Distrital del Condado de Hennepin) escuchó argumentos de las partes para reconsiderar el cargo de asesinato en tercer grado y decidió mantenerlo junto a los cargos de asesinato y homicidio (involuntario) en segundo grado. De manera que, según analistas, el proceso contra el exagente policial podrá continuar ahora tal como estaba programado.

Un recurso presentado el miércoles por Eric Nelson, abogado de Chauvin, intentó infructuosamente que la Corte Suprema estatal diera marcha atrás a una decisión de la Corte de Apelaciones de Minnesota que ordenaba al juez Cahill solventar esta cuestión.

En otoño pasado, el propio Cahill había desechado el cargo y a continuación, en octubre, se negó a retomarlo aduciendo que dicho estatuto requiere que la acción fatal sea “eminentemente peligrosa para otros”, y argumentó entonces que “la evidencia presentada por los fiscales hasta el momento solo ha mostrado que las acciones de Chauvin fueron eminentemente peligrosas para Floyd”.

Esta vez, Cahill decidió reinstalar el cargo sobre Chauvin a instancias de un precedente citado por los ficales ante la Corte de Apelaciones del estado —el caso del exagente policial de Minneapolis Mohamed Noor, quien en 2017 mató a tiros a una mujer que se aproximaba a su patrulla luego de hacer una llamada al 911 sobre un posible asalto sexual.

Noor fue condenado homicidio y por asesinato en tercer grado.

Aun cuando el juez Cahill reconoció que son dos casos “factualmente diferente” —una cuestión sobre la que basó su recurso de apelación la defensa de Chauvin—, indicó que la corte de apelaciones había decidido que “los actos individuales dirigidos a una sola persona caen dentro de la gama” del asesinato en tercer grado.

“No creo que haya diferencia factual que niegue la moción para reinstalar” dicho cargo, dijo Cahil. “Siento que sería un abuso de discreción no conceder la moción”.

El juez agregó que el abogado de Chauvin puede solicitar tiempo adicional para preparar su defensa tras esta decisión, pero Nelson respondió que están listos para avanzar en la selección del jurado.

Has el momento seis miembros del jurado han asistido a las sesiones mientras se busca completar un panel de 12, más cuatro suplentes.

De acuerdo con el calendario estipulado para este juicio, los argumentos de apertura comenzarían no antes del 29 de marzo.

La muerte por asfixia de George Floyd, de 46 años, se sumó a una larga serie de homicidios de afroamericanos debido a abuso de la fuerza por parte de oficiales (a menudo blancos) de la policía en Estados Unidos.

Entre los casos más sonados, están los de Trayvon Martin (17 años; febrero de 2012, en Sanford, Florida), Eric Garner (julio de 2014, Nueva York), Michael Brown (julio de 2014, en Ferguson, Misuri), Walter Scott (50 años; North Charleston, Carolina del Sur), Freddy Gray (25 años; abril de 2015, en Baltimore, Maryand), Breonna Taylor (26 años; marzo de 2020, en Lousville, Kentucky).

Aun en medio de la pandemia de COVID-19, tras la muerte de Floyd volvieron a levantarse multitudinarias protestas pacíficas —con protagonismo del movimiento Black Lives Matter— en centenares de ciudades y otras localidades estadounidenses, las cuales fueron apoyadas decididamente por diversos sectores de la sociedad estadounidense.

Un fenómeno que actualizó dramáticamente el tema de la histórica desigualdad racial en Estados Unidos y que contribuyó a la posterior derrota electoral del exinquilino de la Casa Blanca, Donald Trump.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba