Anciano cubano Angel Granado. Multa de 2000 pesos por decir que tenía hambre.  Foto © Facebook / Kelvis Labañino

Policía Política impone multa de 2000 pesos a un anciano cubano por decir "tengo hambre"

El gobierno cubano aplicó 2000 pesos de multa al anciano Ángel Granado Santiesteban, residente en el municipio Melena del Sur, provincia Mayabeque, por gritar "tengo hambre" en la vía pública, según una denuncia que circula en redes sociales.

Un internauta identificado como Kelvis Labañino publicó en el grupo de Facebook "De Moa Somos" la situación de este hombre, que presuntamente ha sido sancionado por decir en un patio que estaba chapeando para ganarse un dinero: "Tengo hambre, no hay nada qué comer, debí haber muerto". 

De acuerdo con el testimonio de Labañino, alguien escuchó al anciano y llamó a la policía política, que llegó "más rápido que una ambulancia" y le aplicó la sanción. 

"Tener hambre no es un delito, es un Crimen de Estado", comenta el usuario de Facebook. 

Post donde se denuncia la multa al anciano Angel Granado por decir que tenía hambre. Facebook

Señala que "En Cuba los métodos de represión contra cualquier expresión de "disidencia" —dígase hablar la verdad, lo que se sufre, no se limita al MSI, UNPACU, periodistas independientes y otros— aunque duros, nos ilustran cada día lo que es vivir en la Isla cárcel, paraíso comunista caribeño que tanto se empeña el NTV de blanquear".

Para el responsable del post, se trata de un caso de irrespeto sistemático a los Derechos Humanos.

Detalla que "Ángel Granado Santiesteban, residente en Melena del Sur, por sólo pensar en voz alta lo que la mayoría de los cubanos siente cuando el estómago avisa, fue multado con 2000 pesos: "Tengo hambre, no hay nada qué comer, debí haber muerto", fue la frase que alguien escuchó, llamó a la policía política que llegó más rápido de lo que llega una ambulancia o un carro fúnebre, le costó una multa y retrasar el trabajo que realizaba, chapeando un patio".

Varios ancianos cubanos han sido reprimidos en los últimos meses por denunciar la situación de pobreza en que se encuentran.

En enero fue viral la reacción de uno de ellos que además presentaba una discapacidad y explotó contra el Gobierno en plena calle, donde comenzó a gritar que en el país hay hambre y miseria.

“¡En casa de los generales, en casa de los ministros, a la casa del castrismo, donde hay riqueza! ¡Hay hambre y miseria, no hay democracia, no hay libertad! ¡No hay respeto a los derechos humanos!”, gritaba enojado.

Esta mañana otra anciana cubana desafió el cerco policial que rodea la vivienda del líder opositor José Daniel Ferrer y sede de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) para pedir que le regalaran un poco de leche para su nieta.

Vestida humildemente y apoyada en un bastón, la mujer conversó brevemente desde la acera con Nelva Ismaray Ortega Tamayo, esposa de Ferrer, en busca de ayuda para su familia.

"Dice que hace una semana la nieta no tiene leche y que está pasando hambre. Que no hay leche en ningún lado. Le dimos 150 pesos para que compre una libra de leche en el mercado negro", relató el propio Ferrer. 

Otro caso desgarrador es el de dos ancianos que a mediados de marzo denunciaron la terrible situación en la que viven: solos, enfermos y sin recibir ninguna prestación económica por parte del gobierno cubano. Según su testimonio han pensado en el suicidio. 

Luis Gané Cruz, de 82 años, pidió a través de la agencia de prensa independiente CubaNet, que el Estado les otorgue al menos una mínima pensión para él y su hermano Pedro, de 81 años, con la que puedan hacer frente a algunos gastos.

“Parece mentira que en 62 años que tiene esta Revolución, nosotros no tenemos chequera para vivir. No nos hemos quitado la vida pues recibimos la palabra del Evangelio vivo”, afirmó.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba