Lynn Cruz / José Ángel Portal Miranda Foto © Facebook de la actriz / Radio Ciudad Habana

Actriz Lynn Cruz publica carta abierta al ministro de Salud en Cuba por la delicada situación de su padre: Mi familia está en shock

La actriz cubana Lynn Cruz publicó una carta abierta al ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, donde denuncia la deficiente atención médica que ha recibido su padre en el hospital provincial de Matanzas, donde está a punto de caer en un estado de coma. 

De acuerdo con la misiva publicada en Facebook, Eumelio Gómez Hurtado, de 81 años, ingresó en el Cuerpo de Guardia del Hospital Provincial Faustino Pérez de la provincia de Matanzas el pasado 28 de marzo por un test rápido que dio positivo al Covid-19, sumado a una cardiopatía y una neumonía. 

Desde entonces, denuncia Cruz, el paciente ha transitado por una serie de malos procedimientos, escasez de medicamentos para sus dolencias y falta de atención del personal médico, situaciones que lo tienen a punto de entrar en un estado de coma. El padre de la actriz está reportado de grave, y la familia "en shock", relata. 

"Mi padre, miembro del Partido Comunista de Cuba, Teniente Coronel y Combatiente de la Revolución Eumelio Gómez Hurtado (...) llegó descompensado a causa de una neumonía, producto de una gripe que le trasmitió mi madre, su esposa asmática de 64 años. (...) Mi padre se complicó simplemente porque es diabético", subrayó. 

Cuenta que al llegar al centro médico explicó todas esas razones "luego de que mi padre entrara en el Protocolo de Covid-19 a causa de un Test rápido positivo producto de la infección respiratoria que tenía (...) Luego de que ya era inminente que se debía quedar pues había entrado al sistema como positivo, me enteré de que en ese hospital no había ni ROCEFIN, ni FUROSEMIDA, los medicamentos principales para tratar la descompensación y la neumonía de mi padre".

Cruz explica que cuando supo que lo dejarían internado, comenzó a reclamar por la escasez de medicamentos. "¿Cómo internarían a mi padre si las medicinas que él necesitaba no estaban en ese hospital?".

El pasado martes, sin embargo, le confirmaron a sus familiares que el PCR de Eumelio era negativo y que ya podían pasar a recogerlo, que le iban a dar de alta.

Pero cuando la esposa llega al hospital, el hombre no abría los ojos ni podía levantarse de la cama.

"Mi padre llegó a ese hospital caminando con su bastón. Se podía sentar por sí mismo. Hasta el lunes 29 de marzo, en la tarde, en que entró en la Sala de aislamiento G, en la Cama 19, pudimos monitorearlo y hasta ver su evolución después de los 2 bulbos de ROCEFIN que cambié por arroz en La Habana", subrayó la actriz.

Cuenta que ella personalmente llegó a recibirlo el miércoles 31 de marzo alrededor de las 8 pm y cuando lo encontró notó que su padre "estaba en un estado semi vegetativo. Ni siquiera abría los ojos".

Lynn Cruz relata que el jueves supo la razón de ese último síntoma. "Tenía los ojos pegados a causa de las secreciones y nadie dentro de aquella Sala G, se encargó de limpiarlos con un algodón y con agua destilada".

"Los ojos ya estaban bien, el izquierdo un poco más pequeño que el derecho pero ese problema tuvo solución, solo que mi padre una vez más no podía ni puede levantarse. O sea, estuvo más de 24 horas sin poder abrir sus ojos por falta de auxilio", detalló.

Subraya que al anciano nunca le realizaron exámenes para monitorear el funcionamiento de su corazón a pesar de que ingresó con una cardiopatía, además de la neumonía.

"Estuve con él otras 72 horas más entrevistándome con no menos de 12 médicos, incluido el Doctor Reynaldo Suárez, Jefe de la Sala de Medicina que me aseguró que mi padre estaba siendo bien atendido y que el Protocolo de COVID del hospital es muy efectivo", dijo en su carta.

Señala, además, que al paciente le suministraron un esteroide, Metilprednisolona, que entre sus precauciones reconoce a los pacientes con tratamiento para la Diabetes.

"Pude ver con mis propios ojos la extraña reacción que le provocó ese medicamento. Mi padre se levantaba bruscamente (gastando energías que no sé si estarían dañando aún más a su corazón) luego de que se incorporaba, ya su cuerpo se ponía tembloroso y no podía continuar hacia el siguiente nivel, levantarse de la cama. Vi esos episodios 2 veces. Con ayuda de los acompañantes lo sentábamos y durante unos 20 minutos volvía a ser el mismo de antes. Como si no estuviera enfermo. Hasta que de repente volvía a caer en ese estado de somnolencia con que salió de la Sala de aislamiento. Mi pregunta es, ¿ningún especialista notó que esos comportamientos podrían ser una reacción adversa a ese esteroide?", comentó. 

Por último, refiere al ministro Portal Miranda que su padre el pasado 1 de abril seguía internado por el color y la textura de su orina, pero no fue hasta el lunes 5 abril, o sea, 96 horas después, que lo reportaron de grave.

"De más está decir que yo no deseo que mi padre continúe en el Hospital Faustino Pérez de la provincia de Matanzas donde no solo perdieron la placa de mi padre que le hicieron el domingo 28 de marzo en el Cuerpo de guardia de dicho centro. Donde además me ocultaron información valiosa que solo pude detectar gracias a que no dormí en 72 horas. Aspectos que me hicieron perder la confianza en las personas que han estado, están y estarán a cargo de mi papá en el Hospital Faustino Pérez de la provincia de Matanzas", afirmó Lynn  Cruz.

"Mi familia está en shock. Sus tres hijos, su esposa, su nieta, y demás familiares. No solo nos han dañado psicológicamente sino que han provocado que la vida de mi padre peligre hasta el punto de caer en un Estado de coma", subrayó.

Cruz, que ha participado en los filmes La paredLarga distancia, el documental Nadie, basado en la vida del poeta Rafael Alcides y en el primer largometraje cubano de horror ¿Eres tú, papá?, excluido del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana de 2019, ya había denunciado en esta semana la situación del hospital de Matanzas, donde afirma que muchos pacientes se atienden en salas improvisadas y no hay medicamentos.

La actriz había denunciado que el anciano, de 81 años, había estado en contacto con sospechos de la COVID-19 porque en el centro mezclan a los pacientes.

También había referido que la hospitalización de su padre se había convertido en un problema burocrático que estaba poniendo en riesgo su vida.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba