Yenisleidis Copello sola y de niña, junto a su padre, Lorenzo Enrique Copello, fusilado en Cuba en 2003 Foto © CiberCuba

Hija de fusilado en Cuba por secuestrar la lanchita de Regla: "Me enteré por el noticiero que habían matado a mi papá"

Yenisleidis Copello, única hija de Lorenzo Enrique Copello, fusilado en Cuba en 2003 tras intentar desviar la lanchita de Regla hacia Estados Unidos, concedió una entrevista a CiberCuba para hablar de su padre.

Ella tenía 11 años cuando el régimen castrista condenó a muerte a su papá, acusado de terrorismo. El pasado domingo fue el aniversario 18 de su ejecución. Su hija lo supo inmediatamente. "Me enteré por el noticiero que habían matado a mi papá", comentó a este diario.

"Qué duro que un día veas a tu padre y al otro te lo asesinen", escribió Yenisleidis Copello el pasado domingo 11 de abril en su muro de Facebook. Se cumplían 18 años de los fusilamientos de tres jóvenes cubanos: Lorenzo Enrique Copello, Bárbaro Sevilla y Jorge Luis Martínez Isaac, acusados de dirigir el secuestro de la lancha Baraguá utilizando un arma de fuego.

A sus 29 años, Yenisleidis Copello conserva el apodo cariñoso que le puso se padre: "Rurra". El sobrenombre tiene su origen en la canción de cuna "Arrurrú, mi niña, Arrurrú, mi amor...".

En declaraciones a CiberCuba, Rurra recuerda que vio a su papá el día antes de que lo fusilaran. La Seguridad del Estado, según contó a este diario el expreso político de la Primavera Negra Ricardo González Alfonso, que compartió celda con Copello en Villa Marista, aún no le había confirmado que lo iban a matar. 

Sin embargo, el hecho de que le llevaran a toda la familia hizo sospechar a sus compañeros de calabozo que aquello podía pasar en cualquier momento. Sobre todo, cuando ese mismo día, les dieron de comer moros y medio pollo asado por cabeza. 

Pasada la medianoche del 11 de abril, seis guardias entraron en la celda, se llevaron a Lorenzo Enrique Copello y lo fusilaron.

La visita familiar

"Bueno yo recuerdo que llegamos a la visita, que eran las 5:00 p.m., más o menos, que no se podía hablar de nada, porque mi mamá le preguntó qué te paso porque él estaba lleno de golpes. Cuando a él se lo llevan, a mi mamá le dicen que tiene pena de muerte y a mí me dio un ataque y me llevaron para la enfermería. Nos llevaron en carro para la casa. Mi mamá le dijo a las otras familias de ir para la Plaza con unos carteles pidiendo clemencia. Ella me había dejado en la casa de mi tía y cuando ella fue a buscar a mi abuela, la amiga de mi abuela le dice que ya lo habían matado", recuerda la Rurra.

"Yo me entero porque lo dicen en el noticiero. Mi tía empieza a gritar que Fidel era un asesino, que iba a poner la Mesa Redonda cuadrada. Bueno, hasta la citaron", señala a CiberCuba.

De la familia paterna, Rurra solo ha tenido contacto con su abuelo, ya fallecido, al que recuerda con mucho cariño. Según cuenta, ella estuvo muy unida a él, que fue quien crio a su papá y el que la atendía a ella.

CiberCuba contactó por mensaje de WhatsApp a la hija de Copello en torno a las 5.00 a.m. de Cuba e increíblemente contestó al instante. "Estoy aquí, en una cola, comprando comida para la casa", respondió.

Del aniversario 18 de la muerte de su padre, que se cumplió el domingo pasado, queda su testimonio escrito en Facebook. "Un día como hoy perdí a mi padre porque el gobierno cubano me lo asesinó cuando solo yo tenía 11 años. Solo pido justicia. ¡Qué día más duro hoy para mi familia! Gracias a este gobierno, hoy mi madre está enferma de los nervios. ¡Qué duro! Y hoy lo veo porque ya tengo 29 años y me doy cuenta de que le quitaron la vida a un joven lleno de vida. Un día como hoy a mi padre me lo entregaron en una tumba. ¡Qué duro que un día veas a tu padre y al otro día te lo asesinen! No sé si por decir estás palabras me desaparezcan".

Lorenzo Enrique Copello, Bárbaro Sevilla y Jorge Luis Martínez Isaac fueron fusilados el 11 de abril de 2003 por secuestrar la lanchita de Regla sin que en el incidente hubiera habido ningún herido. Los detuvieron y en nueve días los juzgaron, les denegaron la apelación y los ejecutaron.

Hay otros cuatro jóvenes (Maykel Delgado Aramburu y Harold Alcalá Aramburu, Yoany Thomas González y Ramón Henry Grillo) que fueron condenados a cadena perpetua por los mismos hechos.

Edilio Hernández, abogado de los que continúan en prisión por el secuestro de la lancha Baraguá en 2003, pedirá este año el indulto por cuarta vez. Hasta ahora, las autoridades cubanas no han contestado nunca a sus solicitudes.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba