BBC Mundo: Luis Manuel Otero se convirtió en una figura incómoda para el gobierno de Cuba

El medio británico publicó un reportaje sobre el artista, su reclusión hospitalaria y las contradicciones del gobierno cubano sobre su caso.

Luis Manuel Otero Foto © Facebook Luis Manuel Otero / Captura de pantalla CiberCuba

BBC Mundo publicó un largo reportaje sobre la situación de Luis Manuel Otero, “artista, negro, joven y de origen humilde”, recluido en un hospital de La Habana mientras que las autoridades cubanas publican “partes médicos con información escasa y aparentemente contradictoria”.

El medio británico tituló el reportaje: “Luis Manuel Otero Alcántara, el artista que se convirtió en una figura incómoda para el gobierno de Cuba y cuyo estado de salud preocupa dentro y fuera de la isla”.

La reseña de BBC parte del 25 de abril último, cuando Otero “inició una huelga de hambre y sed después de que un grupo de funcionarios irrumpieran en su casa y se llevaran sus obras”.

“Ocho días más tarde -prosigue el artículo- volvieron a hacerlo, esta vez para llevárselo a un hospital de La Habana”. Allí, indica, “se dijo que había sido hospitalizado por una ʻinanición voluntaria referidaʼ, pero no se constataban ʻsignos de desnutriciónʼ y ʻsus parámetros clínicos y bioquímicos eran normalesʼ”.

“¿Por qué si su estado de salud es bueno continúa bajo custodia en el hospital?”, se pregunta BBC. “Ninguno de los tres videos que desde entonces se han difundido, en los que aparece en el centro sanitario, han servido para aclararlo”.

Y continúa haciendo notar que “sus allegados denuncian que el gobierno lo hospitalizó para acallar su voz crítica y que el enorme despliegue de seguridad en torno al hospital impide que familiares y amigos lo visiten”.

El reportaje señala que desde Estados Unidos y la Unión Europea se ha pedido “a las autoridades que garanticen su salud y reiterado sus llamados al respeto a la libertad de expresión y reunión en Cuba”, mientras que Amnistía Internacional ha exigido su liberación "inmediata e incondicional".

“Paciente o preso, Otero Alcántara es hoy uno de los personajes más destacado de la escena cubana y un problema recurrente para el gobierno de la isla”, dice BBC, aun cuando el régimen de La Habana ha pretendido minar su figura endilgándole el título de “mercenario”.

Incluso el presidente Miguel Díaz-Canel tuiteó en noviembre último —cuando el coordinador del Movimiento San Isidro (MSI) protagonizó otra protesta pacífica que mantuvo en vilo a parte de la opinión pública— que la huelga de hambre de aquellos días constituía un "espectáculo de reality show imperial" manejado por "funcionarios del gobierno de Estados Unidos".

Tras subrayar lo anterior, BBC resalta que, un día después de que las fuerzas de seguridad gubernamentales irrumpieran en la casa de Damas 955 para interrumpir el acuartelamiento del MSI, “más de 500 jóvenes se reunieron frente al Ministerio de Cultura de la isla para mostrar su solidaridad con los huelguistas en una de las mayores manifestaciones que han tenido lugar contra el gobierno en los últimos 60 años”.

“Desde entonces, la detención de miembros del MSI o actos de la policía en su contra han llevado también a inusuales manifestaciones en Cuba”, apuntó el medio, que luego presenta declaraciones de activistas cubanos y compañeros de Otero Alcántara, cuya vida queda retratada no solo como artista, sino como “un chico de barrio” con “una infancia muy difícil” y “sin recursos”, según la historiadora de arte Claudia Genlui.

Los datos biográficos de Otero Alcántara (“primogénito de cuatro hermanos, su padre pasó mucho tiempo en la cárcel por un delito común”) hicieron que le costara, según Genlui, que “en su entorno aceptaran su vocación artística".

“Padre de dos hijos con dos mujeres distintas, Otero Alcántara, de 33 años, fue haciéndose un nombre en el panorama artístico cubano, siempre al margen de los circuitos oficiales”, esbozó en un par de trazos BBC.

"Era negro y de barrio, y eso le marcaba a ojos de los artistas que se beneficiaban de que sí tenían un diálogo con el poder", declaró la activista y curadora de arte Anamely Ramos, quien lo describe como “un artista hecho a sí mismo, que, pese a que muchos en la academia lo rechazaron al principio, estaba muy seguro de lo que había creado".

Tras poner en valor su trabajo artístico, BBC repasa la radicalización del activismo de Otero Alcántara y su grupo, en oposición inicial al “polémico” Decreto 349 (2018), con que el gobierno de la isla pretendía controlar aún más estrechamente los espacios artísticos independientes.

El medio cita a uno de sus analistas sobre Cuba, Pascal Fletcher, quien afirma que "siempre hubo disidentes, pero la diferencia con Otero y el resto del MSI es que sus críticas al poder son frontales y abiertas, y han sabido explotar el desarrollo de internet en Cuba para que sus acciones tengan más visibilidad".

"Hoy vemos escenas en las que la gente se enfrenta a las autoridades y eso no era habitual en Cuba", enfatiza Fletcher.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba